Con historial de señalamientos los dos candidatos a presidir interinamente la UPR

La Junta de Gobierno de la institución tiene pautada una reunión extraordinaria para hoy a las 6:00 p.m.

Por Manuel Guillama Capella

César Cordero Montalvo y Brad Weiner, los dos candidatos que la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) mantiene bajo consideración para asumir como presidente interino desde el 1 de agosto, y sobre los que podría votar esta tarde en una reunión extraordinaria, cargan con señalamientos públicos sobre el mal manejo de fondos dentro de sus funciones en la institución.

En el caso de Cordero Montalvo, quien fuera rector de la UPR en Utuado entre 2004 y 2009, es mencionado en un informe de la Oficina del Contralor del 2013, en el que se auditaron las finanzas del campus para el periodo del 1 de julio de 2009 al 31 de diciembre de 2012.

Uno de los señalamientos contenidos en el documento apunta a que Cordero Montalvo, luego de salir de la rectoría el 15 de noviembre de 2019, recibió una compensación de $8,864 en exceso del límite reglamentario aplicable a las licencias ordinarias.

“Un empleado docente que fungió como Rector desde el 10 de agosto de 2004, renunció a su puesto el 15 de noviembre de 2009 para reintegrarse a la cátedra. A dicha fecha, este tenía acumulados 82.85 días de licencia ordinaria. Del 16 de noviembre de 2009 al 20 de enero de 2010, este disfrutó de 34 días de licencia ordinaria y el 28 de enero de 2011 recibió un pago por $11,516, por concepto de la liquidación correspondientes a 26 días (34 + 26 = 60) lo cual totalizaba la cantidad máxima (60 días) de licencia ordinaria acumulada a pagar”, indica uno de los hallazgos del informe firmado por la contralora Yesmín Valdivieso.

“El 15 de junio de 2011 el Presidente de la UPR autorizó por escrito el pago de una segunda liquidación por $8,864 correspondientes a 22.85 días (en exceso de los 60 días) por el mencionado concepto. El examen reveló que la autorización emitida por el Presidente de la UPR no fue realizada conforme a lo establecido en el Reglamento General, por lo que el pago de la segunda liquidación no procedía”, detalla el informe.

La segunda liquidación –por los $8,864 en exceso– que recibió Cordero Montalvo fue aprobada bajo la presidencia de Miguel Muñoz, quien en ese entonces ocupaba el cargo de manera interina, poco antes de ser ratificado en propiedad.

El informe CP-13-19 de la Oficina del Contralor incluyó otros señalamientos que también abarcan la parte final del término como rector de Cordero Montalvo, quien al presente se desempeña como catedrático en el Departamento de Ciencias Físicas del Recinto de Río Piedras de la UPR.

Por ejemplo, la auditoría detalla que de los 649 contratos y 85 enmiendas que otorgó la UPR en Utuado del 1 de julio de 2008 al 30 de noviembre de 2012, solo se remitió copia a la Oficina del Contralor de 107 contratos y y 16 enmiendas. Es decir, la auditoría concluyó que la administración solo registró el 16% de los contratos y el 19% de las enmiendas en las que incurrió.

Asimismo, la unidad académica formalizó, en ese mismo periodo, 101 contratos con efecto retroactivo, contrario a los parámetros de contratación en el sector público.

“Los rectores en funciones no supervisaron adecuadamente dichas operaciones”, señala la auditoría como una de las causas de las irregularidades en el otorgamiento y registro de contratos.

En el informe, sin embargo, no se detalla cuántas de estas fallas ocurrieron bajo la rectoría de Cordero Montalvo, quien renunció el 15 de noviembre de 2009.

De otra parte, el informe sostiene que, entre julio de 2007 y mayo de 2012, los directores de departamento incumplieron con la preparación del estudio de necesidades del personal docente, que se utiliza como base para el reclutamiento de profesores.

“En estos casos en particular las necesidades las estableció el Rector, inclusive en los casos de renuncias”, lee el documento de la Oficina del Contralor.

Asimismo, el informe contiene un hallazgo relacionado con el desembolso de dinero a docentes que ofrecieron cursos cuya remuneración se fijó en contravención del reglamento universitario. Específicamente, indica que entre el 1 de julio de 2009 y el 30 de junio de 2012, en la UPR en Utuado se “desembolsó $115,334 a los profesores que ofrecieron los cursos de práctica docente mencionados”.

“La situación comentada se atribuye a que los rectores y el Senado Académico en funciones de la UPR-Utuado no cumplieron con las disposiciones de reglamentación mencionadas”, concluye la Oficina del Contralor.

Involucrado en irregularidades con fondos federales

Por su parte, Weiner formó parte a principios de la pasada década de un grupo de trabajo que estaba encargado de elaborar un plan de acción correctiva (CAP, en inglés) para atender los señalamientos que la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF) había sometido a la UPR relacionados con los formularios que se utilizan para determinar las compensaciones que reciben los investigadores subsidiados por la entidad federal.

Sin embargo, en abril de 2012, según surge del informe final de una investigación que realizó la Cámara de Representantes en los primeros meses de 2013, la NSF anunció la suspensión de los dos programas que estaban bajo el CAP, uno correspondiente al Recinto de Mayagüez y otro a la Administración Central de la UPR. Posteriormente, en agosto de ese año, la NSF extendió la suspensión “porque persistían asuntos relacionados” a los formularios que detallan las horas trabajadas en las investigaciones, indica el informe legislativo.

Weiner, quien en aquel entonces fungía paralelamente como decano de la Facultad de Ciencias Naturales del Recinto de Río Piedras, admitió en una de las vistas públicas en la Cámara baja que la Oficina del Inspector General de la NSF había comenzado en octubre de 2012 una investigación sobre seis subvenciones a la UPR “en donde el propio deponente participa”, de acuerdo con el informe, que añade que esas subvenciones eran de carácter “independiente” a las que estaban sujetas a la suspensión que estaba en vigor en aquel momento.

Poco después del informe cameral, que se aprobó el 8 de abril de 2013, el Senado completó su propia investigación sobre el manejo de los fondos otorgados por la NSF a la UPR.

En ese informe, que se presentó al pleno el 3 de junio de 2013, el catedrático de Ingeniería del Recinto de Mayagüez Andrés Calderón Colón es citado haciendo alusión a las alegadas compensaciones injustificadas que recibieron múltiples investigadores, incluyendo a Weiner.

“El hecho de que administradores autorizaran los pagos de (el entonces director del Centro de Recursos para Ciencias e Ingeniería, Manuel) Gómez y Weiner como ellos indican, por las cantidades que ya se discuten en la prensa y ellos no niegan, sugiere la posibilidad de en ningún sitio sea visible para estos administradores al momento de autorizar una u otra compensación, la totalidad de dineros autorizados en el año”, dijo Calderón Colón en su ponencia, según lo recoge el informe senatorial.

En noviembre de 2018, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que el gobierno federal y la UPR acordaron que el centro docente devolviera cerca de $1.8 millones correspondiente al alegado mal uso de subvenciones otorgadas por la NSF, el Departamento de Energía y la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA). De acuerdo con el comunicado de prensa de Justicia federal, una investigación concluyó que en el 2011 la UPR incumplió con “los informes requeridos de salarios y compensación para garantizar que la nómina para las múltiples subvenciones se cobraban correctamente”.

Antes de la reunión extraordinaria, programada para hoy a las 6:00 p.m., el comité que se encargó de evaluar candidatos a la presidencia interina sostendrá un encuentro con el resto de la Junta de Gobierno en el que se discutirán los nombres de Weiner y Cordero Montalvo.

El miércoles pasado, el comité tenía la intención de llevar a votación del pleno la nominación de Cordero Montalvo, pero la reunión extraordinaria convocada para ese día se canceló debido a que el exrector de la UPR en Utuado no contaba con los votos, de acuerdo con fuentes de este medio. Al final de la semana pasada fue que surgió la alternativa de Weiner, quien no figuró en un listado inicial de ocho nombres que consideró el comité de búsqueda.

Metro supo que, si ninguno de los candidatos evaluados hasta el momento reciben los votos suficientes, Ubaldo Córdova, actual vicepresidente de Asuntos Académicos de la UPR, sería la persona que quedaría como presidente interino de la institución una vez se concrete la salida de Jorge Haddock, destituido a inicios de este mes.

Córdova “es básicamente la mano derecha de Haddock y hace lo que le diga el presidente. Si queda como interino, haber solicitado la renuncia de Haddock no sirvió de nada”, dijo una fuente, que subrayó que el tema de las acreditaciones queda, precisamente, bajo la jurisdicción de la vicepresidencia de Asuntos Académicos.

En pasados meses, la administración universitaria ha sido criticada por la pérdida de la acreditación del programa de residencia en Neurocirugía del Recinto de Ciencias Médicas (RCM). El RCM, igualmente, puso en moratoria su programa de Tecnología Radiológica con el objetivo de convertirlo en un grado de bachillerato, luego de que recibiera señalamientos de la agencia acreditadora.

Loading...
Revisa el siguiente artículo