Será requisito vacuna de COVID-19 para ir a la escuela

Será una de las estrategias para impulsar educación presencial

Por Manuel Guillama Capella

El Departamento de Salud anunció hoy que para el año escolar entrante requerirá la vacuna contra el Covid-19 a los estudiantes en edades hábiles.

De acuerdo con el doctor Miguel Valencia, quien dirige el sistema de vigilancia del Departamento de Salud, la vacunación mandatoria será uno de los elementos que implementará el gobierno con el objetivo de que todos los niños tengan la posibilidad de recibir educación presencial, por lo que la orden administrativa aplica a todo el personal escolar, además de a los estudiantes elegibles.

De momento, solamente la vacuna de Pfizer ha recibido la autorización de uso de emergencia en menores de hasta 12 años, aunque se espera que en algún momento del otoño las autoridades federales extiendan la autorización de uso a niños más pequeños.

Te recomendamos:

El secretario de Salud, Carlos Mellado, precisó que la directriz sobre la vacunación compulsoria igualmente aplicará a las universidades del país. Asimismo, las medidas aplicarán igualmente a las instituciones educativas del sector privado, a nivel escolar y superior.

De acuerdo con la orden administrativa que emitió hoy el secretario, cada estudiante, para poder ingresar al plantel el primer día de clases, deberá presentar evidencia de que recibió, al menos, la primera dosis de la vacuna. En caso de que solo haya recibido una dosis, tendrá que cumplir con la administración de la segunda dentro de 30 días luego del inicio del año escolar.

“Será responsabilidad del estudiante y sus padres o tutores, someter el certificado de inmunización o documento donde se acredite que ha completado el proceso de vacunación contra el Covid-19 para poder ser aceptado en la escuela”, indica la orden administrativa.

Hoy mismo, el Departamento de Educación anunciaría los protocolos que regirían las clases presenciales en el nuevo año escolar.

En la rueda de prensa de esta tarde, el titular de Salud detalló que en Puerto Rico unos 120,000 jóvenes entre 12 y 19 años no han comenzado el ciclo de vacunación, lo que realza la necesidad de enfocar los esfuerzos en esta población.

En ese sentido, Mellado explicó que, en asociación con varias organizaciones, el Departamento de Salud organizará una serie de eventos, denominados ‘VacuTour Back To School’, dirigidos específicamente a estudiantes, cuyos detalles se anunciarán más adelante.

Entre las organizaciones que darán apoyo a la agencia en los eventos de vacunación estarán el Colegio de Médicos, Voces, la Sociedad Puertorriqueña de Pediatría y la Academia Americana de Pediatría, cuyos representantes estuvieron presentes en la conferencia de prensa.

Mellado señaló que, en términos de la admisión a instituciones educativas, el Departamento de Salud aceptará como excepción al requisito de vacunación condiciones de salud o razones religiosas, siempre y cuando estén certificadas por un médico o la inoculación “vaya en contra en contra de los dogmas de la religión” y así se evidencia mediante declaración jurada, respectivamente.

Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos, vio con buenos ojos la directriz del Departamento de Salud, y puntualizó que el secretario tiene la facultad de ser incluso más restrictivo y eliminar las excepciones a la vacunación que mantuvo en la orden administrativa.

“La Ley 25 (de 1983) provee para que secretario elimine hasta las excepciones. Estamos dándole a la gente la oportunidad de hacer lo correcto, que es vacunarse y ser responsable. A mí no me gusta que se castigue a los que no se vacunen, sino que se premie a los responsables. Usted asume la responsabilidad si no se quiere vacunar”, dijo el pediatra.

Apela a “estrategias”

Al cuestionársele por qué optó por mantener las excepciones y sobre los motivos para no extender a toda la población hábil el requisito de vacunación, Mellado sostuvo que el Departamento de Salud sigue modificando sus “estrategias” para lograr una mayor cobertura, así como las implicaciones legales de hacerla obligatoria.

“Lo que queremos es seguir fomentando (la vacunación). Si la semana que viene no tiene resultados, yo lo cambio. No hay ningún problema, esto es una orden. Lo que queremos es ser consistentes en que el Departamento de Salud está diciendo ‘te vamos a vacunar’. En el momento en que esto se estanque vamos a ser más restrictivos y no tan solo con esto, con el resto de la población. Aquí se tiene que vacunar todo el mundo, no es posible que los que están vacunados tengan que seguir usando la mascarilla, siguiendo las restricciones. Más aun, no es justo que nuestros niños no vayan a la escuela. Esto cambia y todos los días el Departamento de Salud busca una nueva estrategia para cambiarlo”, enfatizó Mellado.

La orden administrativa firmada por Mellado detalla que “las medidas de prevención, contención y mitigación del Covid-19 que se establecen en esta orden administrativa aplican a los padres, madres o tutores de mayores de 12 años en adelante, así como a los patronos y entidades educativas en el sector público y privado”.

El secretario explicó que dicha disposición se refiere a la posibilidad de que los encargados del estudiante ingresen al plantel, por lo que en caso de que el padre, madre o tutor del menor no haya recibido la vacuna, el alumno sí podría entrar a la escuela si se ha inoculado.

Valencia, por su parte, precisó que el protocolo elaborado entre Salud y Educación se fundamenta en 10 puntos, como el uso de mascarillas obligatorio, la vacunación y la realización de pruebas diagnósticas de Covid-19, que se determinarán a base de indicadores regionales de contagios.

El médico señaló que las escuelas serán flexibles con el requisito de distanciamiento físico, al indicar que los estudiantes, dentro de las aulas, podrán estar sentados a menos de tres pies si es necesario para que todos puedan recibir educación presencial. Fuera del salón sí se “supervisará” que se mantenga un distanciamiento de al menos seis pies, y se fomentará que los alumnos reciban su almuerzo fuera del comedor, a modo de evitar las aglomeraciones.

Asimismo, mencionó que se contempla que en los salones se permitirá encender los acondicionadores de aire, siempre y cuando se deje alguna ventana o puerta abierta que permita la circulación del aire.

Valencia sostuvo que el posible cierre de un plantel, en caso de detectarse contagios, se atendería caso a caso, por lo que no se implementarían acciones a base de indicadores generales como en el semestre pasado.

Al día de hoy, la tasa de positividad en pruebas moleculares en Puerto Rico asciende a 5.7%, mientras que la tasa de casos únicos se ubica en 5%. Hace un mes, ambos indicadores rondaban el 1%. Mientras tanto, de acuerdo con el portal de Monitoreo de Covid-19, el 65.9% de la población total recibió al menos la primera dosis de la vacuna, y el 57.3% completó el proceso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo