Con la mira en 2023 para la primera fase del dragado del caño Martín Peña

Las esperanzas están cifradas en que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército acceda a destinar fondos al complejo proyecto, que requiere $38 millones en una primera fase

Por Manuel Guillama Capella

Luego de años de reclamos de las comunidades circundantes, “los planetas están alineados” para el prolongado proceso que conlleva el dragado del caño Martín Peña, a juicio de Mario Núñez Mercado, director ejecutivo de la Corporación del Proyecto ENLACE y el Fideicomiso de la Tierra del Caño Martín Peña.

“Estamos ya dando pasos concretos. Mucho de este trabajo estaba a la expectativa de que se aprobaran los estudios de viabilidad del dragado, la declaración de impacto ambiental. Ese elemento ocurrió en 2016 y de allí para acá es que hemos empezado a transicionar y movernos a desarrollar proyectos concretos que ya se pueden ir viendo dentro de la misma comunidad. El proyecto ha tenido sus retrasos pero ahora es que hay la oportunidad de tener fondos para ejecutar estas obras de construcción. El señor gobernador (Pedro Pierluisi) se ha expresado que esto es un proyecto prioritario de su administración”, sostuvo Núñez Mercado esta mañana en una conferencia de prensa junto al mandatario y otros funcionarios.

Hoy, el gobernador; la directora de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado, Doriel Pagán; el secretario de Recursos Naturales, Rafael Machargo; y el alcalde de la capital, Miguel Romero, visitaron la comunidad Borinquen, en Barrio Obrero, para observar los trabajos de relocalización de una línea de transmisión de agua potable para el que se hizo una inversión $5.1 millones.

Te recomendamos:

Pagán puntualizó que el proyecto, que comenzó en marzo, incrementa el diámetro de la tubería de 36 a 42 pulgadas, lo cual es un componente importante con miras al futuro dragado del caño.

De acuerdo con Núñez Mercado, la posibilidad de dar paso al dragado depende, en gran medida, de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense (Usace) seleccione el proyecto entre sus prioridades y el Congreso federal les asigne fondos. Si el escenario se concretara para el año fiscal federal 2022, que comienza en octubre, el líder comunitario estima que la primera fase del dragado daría inicio en 2023.

“El proyecto se diseñó en tres etapas y ya nosotros estamos listos para comenzar una primera fase de construcción, que es esa primera etapa, que comenzaría desde la Laguna San José casi llegando hasta el puente de la avenida Barbosa. Pero ese primer contrato, que son casi $38 millones, requiere acondicionar un espacio en la Ciudad Deportiva Roberto Clemente para disponer de toda la basura que se saque del cuerpo de agua, se seque y se lleve a un lugar de trasbordo de un vertedero. El sedimento que se remueva de ese dragado va a ir encapsulado y se va a depositar en unas fosas que existen en la Laguna San José”, explicó Núñez Mercado.

“Creo que los planetas están un poco alineados, hay alineación de hacia dónde nos tenemos que ir dirigiendo y moviendo”, agregó el director ejecutivo del Proyecto ENLACE, encargada de gerenciar iniciativas en favor de las ocho comunidades aledañas al caño, conocidas como el G-8.

Sin embargo, en 2018, Usace descartó incluir el dragado del caño entre sus proyectos, bajo la premisa de que se trataba de una iniciativa de restauración ecológica y no de control de inundaciones, según reportó el Centro de Periodismo Investigativo más temprano este año.

“Este proyecto se va a dar porque se va a dar. Hay unos asuntos pendientes ante el Congreso pero la comisionada residente (Jenniffer González) los está trabajando para asegurarse que el dragado se lleva a cabo. La parte que le corresponde a instrumentalidades del gobierno de Puerto Rico la vamos a coordinar y llevar a cabo”, dijo, por su parte, el gobernador Pierluisi.

En la mañana de hoy, igualmente, el gobierno firmó un acuerdo que otorga un préstamo de $7.8 millones a la Corporación para la Conservación del Estuario de la Bahía de San Juan para la implementación de cuatro proyectos que buscan mejorar la calidad del agua y la salud en el ecosistema del estuario. En la conferencia se informó que por el préstamo, proveniente del Fondo Rotatorio de Aguas Limpias, no se cobrarán intereses y podría ser condonado en su totalidad si se cumplen con ciertas condiciones.

La directora ejecutiva del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan, Brenda Torres Barreto, puntualizó que el dragado del caño Martín Peña es fundamental para encarrilar proyectos de agua limpia.

“El Programa del Estuario de la Bahía de San Juan tiene un plan de restauración de cuerpos de agua donde el dragado del caño Martín Peña es el proyecto principal. Una vez draguemos ese caño, el proyecto que estoy dirigiendo, que es un proyecto a nivel nacional, parte del programa nacional de estuarios, estaría mejorando la calidad del agua en 60%. El resto es mejoras en infraestructuras, que es lo que estoy adelantando con estos fondos”, subrayó Torres Barreto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo