IRS continúa su pesquisa en torno a beneficiarios de la Ley 22

La agencia investiga unos 4,000 individuos y corporaciones que se trasladaron a la isla para recibir decretos contributivos.

Por Metro Puerto Rico

A pocos meses de haber anunciado el inicio de una pesquisa centrada en los beneficiarios de la Ley 22, el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) ya habría comenzado a solicitar información a un gran número de estos individuos.

De acuerdo con una publicación del portal Bloomberg, el IRS investiga a unos 4,000 individuos y corporaciones que se trasladaron a Puerto Rico entre 2012 y 2019 con motivos de obtener beneficios contributivos al amparo de las leyes 20 y 22.

Según el medio noticioso, beneficiarios de estos decretos contributivos ya han recibido requerimientos de información por parte del IRS y se espera que la cifra de auditorías aumente tras el cierre de la entrega de planillas.

La ley 20 —que fomenta la exportación de servicios— y la ley 22 —que incentiva el traslado de inversionistas a Puerto Rico— fueron aprobadas en 2012. De acuerdo con el medio estadounidense, entre los beneficiarios de estos decretos contributivos se encuentran manejadores de fondos de cobertura (hedge fund), comerciantes de criptomonedas y otros inversionistas adinerados.

A finales de enero, el IRS lanzó una auditoría en torno a estos beneficiarios para cotejar que estos no estén evadiendo impuestos federales. Asimismo, investigan que estos individuos no hayan excluido ilegalmente ingresos sujetos a contribuciones de Estados Unidos o que no hayan reportado ingresos al mudarse a la isla. La agencia, según Bloomberg, también investiga a individuos que aseguran ser residentes bonafide de Puerto Rico pero que podría estar "reportando erróneamente" ingresos de Estados Unidos con el propósito de evadir impuestos.

Te recomendamos:

La movida del IRS también surge en momentos en que la administración del presidente Joe Biden busca aumentar la tasa de impuestos a individuos y familias adineradas. El aumento en impuestos estaría dirigido a individuos que generen más de $452,700 anuales y a matrimonios que hayan ganado sobre $509,300 anualmente, según el portal CNBC.

Esto, de acuerdo con la publicación de Bloomberg, pudo haber incrementado la cifra de solicitantes a decretos contributivos en la isla. El reportaje apunta a que, entre marzo de 2020 a febrero de 2021, se realizaron al menos 82 solicitudes para traslado permanente a la isla desde Nueva York. El año pasado solo se registraron 22 solicitudes.

Asimismo, estos individuos deberán probarle al IRS que son residentes bonafide de la isla lo cual, según Bloomberg, podría ser cuesta arriba para muchos de estos beneficiarios. Los contribuyentes deben vivir en la isla por un mínimo de 183 días anualmente cada año para ser considerados residentes bonafide. Ante esto, el reportaje señala que para muchos de estos beneficiarios no sería suficiente tener un apartamento en el complejo de viviendas de Dorado Beach. Para el IRS, este análisis podría incluir trasladar todas sus posesiones principales, integrarse a clubes locales, actualizar su estatus de elector, trasladarse junto a su pareja y matricular a sus hijos en escuelas de Puerto Rico.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo