Ojo avizor a las condiciones secas

Puerto Rico atraviesa por un patrón de tiempo seco, pero por el momento no contemplan racionamientos.

Por Sadot Santana Miranda

La llegada del periodo típicamente seco en las condiciones del tiempo en la isla podría provocar que los niveles de los embalses continúen disminuyendo. Ante esto, las autoridades locales se mantienen vigilantes y aseguran que, por el momento, no contemplan implantar un racionamiento para abonados.

“Sí, está ocurriendo [un patrón de tiempo seco]. La razón de esto es que las lluvias esperadas siempre en mayo que ayudan al déficit de lluvia que ocurren en los meses entre enero a abril, pues no ocurrieron donde se necesitaba. Por tanto, ya estábamos arrastrando un déficit de lluvia”, comentó Ernesto Morales, coordinador de las alertas de emergencias en el Servicio Nacional de Meteorología (SNM).

En julio del año pasado, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) instauró un plan de racionamiento para cerca de 140,000 abonados que se suplen del embalse de Carraízo debido a la escasez de agua en la represa.

Asimismo, el meteorólogo indicó que, si bien esta semana se esperan más lluvias de lo usual, los eventos de lluvias consistentes de ondas tropicales no llegarían hasta mediados de julio. “Es importante que el público entienda que estos eventos grandes de lluvia que ocurren durante mayo —las típicas lluvias de mayo— son eventos de corta duración, pero que llueve lo suficiente para recargar los embalses. Lo que mantiene los suelos y embalses saludables son el movimiento típico de ondas tropicales a través de la región que se mueven entre tres a cinco días y esto no ocurre hasta mediados de julio”, explicó en entrevista telefónica con Metro.

“Climatológica e históricamente, junio es un mes seco porque no tenemos la actividad asociada a estas ondas [tropicales]. Aún así, siempre hay una vaguada que se acerca, como lo que pasa en estos días y estas primeras semanas está sobre lo normal la lluvia esperada, pero quizás de aquí a una semana volvamos a este patrón seco e incrementando el potencial de sequía”, continuó. De acuerdo con los datos más recientes del Monitor Federal, parte de la región sureste de la isla experimenta una sequía moderada.

Mientras que la directora ejecutiva de la AAA, Doriel Pagán, aseguró que, al momento, no consideran racionamiento en alguno de los embalses del país. “Donde estamos anticipamos que no va a haber impacto que afecte el servicio de lo clientes. Sin embargo, es algo que nosotros miramos todos los días. Tenemos reuniones interagenciales todas las semanas con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y Recursos Naturales para poder actualizar los planes según los pronósticos del tiempo. Así que es una situación que estamos mirando todos los días, pero de lo que respecta a la Autoridad tenemos todos los planes de mitigación activados”, mencionó Pagán en una conferencia de prensa. Además, reconoció que los embalses de Cidra, Toa Vaca, Patillas y Carite están en nivel de observación, pero que desde febrero comenzaron a implantar medidas de ajuste operacional en toda la operación del sistema de la corporación pública.

Impera la necesidad por el dragado de embalses

Por otra parte, la llegada del periodo seco también provoca dudas en torno a la urgencia para el dragado de los embalses que se encuentran en estado crítico de sedimentación. El jueves pasado, Pagán comentó que el dragado del embalse de Carraízo podría comenzar en algún momento del 2022. La pérdida de capacidad del embalse para almacenar agua pudo haber ascendido a cerca de un 55 % tras el huracán debido a la acumulación de sedimento.  Sin embargo, la AAA no ha publicado el estudio de barimetría del embalse.

“La cuestión del nivel de sedimentos en los embalses creo que es de todos conocido, y es importante que se atienda ese problema porque en la medida en que no podamos tener la capacidad de diseño de cada uno de estos embalses para almacenar agua, pues con menos agua vamos a contar para evitar racionamiento si es que llega el momento para eso”, dijo Carl Soderberg, exdirector de la Puerto Rico atraviesa por un patrón de tiempo seco, pero por el momento no contemplan racionamientos. (EPA, por sus siglas en inglés).

El también ingeniero aplaudió que la AAA comience los preparativos para un dragado en el embalse de Carraízo, pero comentó que la corporación pública debe considerar realizar estas labores en otros embalses como Dos Bocas y el lago Guayabal ya que están en riesgo de continuar perdiendo capacidad para almacenar agua.

Sin embargo, Pagán mencionó que, al momento, la AAA solo dragará el embalse de Carraízo ya que aseguró que “los otros embalses no requieren una acción como esta. Por eso hemos enfocado todos nuestros esfuerzos en que se pueda trabajar con Carraízo. En el futuro, de algún embalse requerir algún trabajo adicional, ya esto nos va a servir como preámbulo”.

Soderberg, por su parte, opinó que, una vez culminado el dragado en Carraízo, la AAA debe encaminar este mismo procedimiento en el embalse de Dos Bocas y luego Guayabal.

“Los embalses estratégicos que están afectados por sedimentación necesitan ser atendidos. Estoy consciente que conlleva una inversión significativa de dinero, pero se puede imaginar, por ejemplo, si Dos Bocas siguiera afectándose, pues estamos hablando de todos los municipios entre Arecibo y el área metropolitana, más Caguas, Gurabo y parte de San Lorenzo. Eso sería grave”, opinó Soderberg ante la decisión de la AAA de no iniciar dragados en otros embalses. En enero de 2021, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias asignó $3,700 millones a la AAA para modernizar su infraestructura.

Loading...
Revisa el siguiente artículo