Educación fija las prioridades de reparación de columnas cortas en sus planteles

Las escuelas con menos de 50 columnas cortas en su estructura serán las primeras en ser reparadas de cara al próximo año académico

Por Manuel Guillama Capella

Unas 132 escuelas públicas con menos de 50 columnas cortas en su estructura se encuentran en la lista prioritaria que elabora el Departamento de Educación para reparar los planteles de cara al año académico 2021-2022.

Esa lista representa poco menos de una quinta parte de las 685 escuelas que tienen columnas cortas en el sistema público, según trascendió ayer en una vista pública senatorial, en la que se estimó que el costo de reparación ascendía a $195 millones.

“Tenemos un panorama. No quiero entrar en información precisa del tema de columnas cortas porque es información que está corriendo todos los días. Ya hay procesos de subasta corriendo, hay líneas de tiempo corriendo”, indicó el secretario interino, Eliezer Ramos Parés, tras una reunión en La Fortaleza como parte del Concilio de Reconstrucción nombrado por el gobernador Pedro Pierluisi.

El funcionario detalló que la agencia ha agrupado las escuelas en función de la cantidad de columnas cortas en su diseño, a modo de priorizar la reparación.

Te recomendamos:

La idea es que “esas escuelas que tienen menos columnas, poderlas priorizar. Esas escuelas que tienen 50 columnas, rondan las 132, si no me equivoco. Esas 132 escuelas impactan unos 32,000 estudiantes”, detalló Ramos Parés.

El funcionario rechazó ofrecer detalles acerca de cuántas escuelas pudieran haber reparado sus defectos estructurales a tiempo para el semestre que comienza en agosto, lo que determinaría cuántos planteles deberán adoptar planes alternos para su matrícula, como lo sería el método de “interlocking” o la educación híbrida (con clases tanto presenciales como a distancia).

Ramos Parés sí recalcó la intención de garantizar que los cerca de 280,000 estudiantes del sistema tengan algún “contacto” personal con sus maestros, contrario a lo que han experimentado la mayoría de los alumnos por más de un año por razón de la pandemia del Covid-19 y, en el caso de las escuelas del área sur, los terremotos de enero de 2020.

El secretario interino adelantó que pronto se anunciarán los detalles sobre el programa de verano, que atenderá a alrededor de 24,000 estudiantes que se vislumbra fracasen académicamente, las iniciativas para atender el rezago a inicios del próximo año académico entrante e informar sobre los planteles que abrirán sus salones en agosto.

“Necesitamos que esa información llegue con la mayor certeza posible para empezar a crear expectativas. Si la expectativa es que a ese primer día de clases yo llegue a la escuela, o si la expectativa es que llegue a otro plantel o van a utilizarse herramientas a distancia. Queremos brindar la información exacta, y estamos a cuestión de días para que conozcan la información exacta”, indicó Ramos Parés.

En el caso de programa de verano, Ramos Parés indicó que se sufragaría principalmente con fondos federales y que Educación permitirá la participación de estudiantes aunque no hayan fracasado en ninguna materia.

“Hemos tenido muy buenas conversaciones con el USDE (Educación federal) y el agente fiduciario que ahora va a entrar en control de los fondos federales, dando lo que es plan de rezago como una prioridad, estableciendo la necesidad de fondos. Nuestra meta es contratar la mayor cantidad posible de maestros, que nos va a permitir tener una organización escolar que se extienda, que sea productivo ese día en la escuela, permitiéndole a los padres continuar su regreso al trabajo y gestiones que habían detenido. También nos va a permitir recursos que individualicen”, subrayó.

Menos estudiantes de cuarto año en riesgo de fracaso

Tras haber informado esta mañana que los números más actualizados apuntaban a unos 24,000 estudiantes que no pasarían de grado, Ramos Parés precisó que apenas 444 eran alumnos de cuarto año, si bien señaló que los otros grados superiores componían el grueso de los estudiantes en esta situación.

“La variante (de fracasos) está en todas las regiones. La región educativa con los mejores promedios es Mayagüez, así que ese número tiende a bajar un poco en Mayagüez y tiende a aumentar en San Juan, que sabemos que tiene la mayor concentración de población. El número va aumentando en grados superiores, de séptimo a once”, indicó Ramos Parés.

Según Ramos Parés, en el reporte previo, que proyectaba fracasos académicos de unos 37,000 estudiantes, incluía sobre 1,000 alumnos de cuarto año.

Loading...
Revisa el siguiente artículo