CEO de Luma Energy advierte de consecuencias contra quienes “saboteen” servicio

El presidente de la compañía recalcó que no ve motivo alguno para protestar contra las labores que comenzaron hoy

Por Manuel Guillama Capella

A horas de que Luma Energy finalmente entrara en funciones como operador de la red eléctrica del país, su presidente, Wayne Stensby, lanzó una advertencia a las personas que “saboteen” o “invadan propiedad” de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) con el objetivo de interrumpir las labores o el servicio eléctrico.

Stensby aseguró esta mañana, en una videoconferencia con los medios, que el consorcio presentará denuncias ante la Policía “siempre que identifiquemos actos de sabotaje o violación de la propiedad (trespassing) que tenemos la responsabilidad de proteger”.

Desde hoy, Luma tiene en sus manos la infraestructura de transmisión y distribución de energía, así como el equipo necesario para operarla. Igualmente, la compañía está encargada de las oficinas de servicio al cliente.

Ante llamados de exempleados unionados de la AEE para realizar un “paro nacional”, similar a las manifestaciones del verano de 2019 que derivaron en la renuncia del entonces gobernador, Ricardo Rosselló, en repudio al contrato de Luma Energy –por 15 años y sobre $1,500 millones–, Stensby cuestionó el fin de las protestas contra la entrada en funciones de la empresa.

Te recomendamos:

“Espero que no sea el caso. El enfoque aquí es mejorar el sistema eléctrico. Luma es un patrono de calidad y actualmente tenemos sobre 2,200 empleados de calidad. El tiempo que he pasado con ellos en pasados días evidencia cuán entusiasmados están de comenzar sus labores y tenemos mucho trabajo por delante. Yo les preguntaría (a los manifestantes) contra qué pelean. ¿Cómo puedes pelear contra un mejor servicio eléctrico, grandiosas carreras y mayor seguridad laboral? ¿A qué se oponen?”, expresó el ejecutivo canadiense.

A raíz del virtual desmantelamiento de la AEE, sobre 3,700 empleados de carrera fueron reubicados en distintas agencias de gobierno, en un proceso que, según han denunciado unionados, legisladores y organizaciones, ha estado plagado de errores por parte de la Oficina de Administración y Transformación de los Recursos Humanos del gobierno.

Stensby se abstuvo de identificar específicamente a los presuntos saboteadores, optando por referirse a “la gente que ha estado causando violencia y que han dejado a los clientes sin electricidad”.

En horas de esta mañana, Luma Energy 19,000 abonados permanecían sin servicio eléctrico, aunque Stensby señaló que tenían dudas sobre la manera en que el sistema calcula la cifra, si bien no precisó si sospechan que el número está sobrestimado o subestimado respecto a la cantidad real. En pasados días las cifras que reportó la AEE llegaron a sobrepasar los 30,000 clientes sin luz, ante señalamientos de que el ausentismo de empleados estaba demorando más de lo usual los trabajos de reparación ordinarios.

Stensby, quien ha sido muy crítico de las condiciones en que Luma Energy encontró la infraestructura de transmisión y distribución, no quiso ofrecer un estimado de cuál será la cifra ordinaria de clientes sin servicio, si bien la compañía estará sujeta a unas métricas de desempeño que determinarán su acceso a bonos por rendimiento. Luma Energy, de hecho, comenzó sus funciones sin que el Negociado de Energía (NEPR) aprobara dichos parámetros, que pudieran ser distintos a los que se estipularon en el contrato firmado entre la empresa, la AEE y la Autoridad de Alianzas Público Privadas (AAPP).

Recientemente, Stensby ha dicho que las métricas deben enmendarse porque la condición del sistema ha empeorado desde el momento en que las partes firmaron el contrato, en junio de 2020.

“Vamos a trabajar y el número (de abonados sin servicio) estará en función del estado de la infraestructura. No quiero adivinar un número aproximado, pero creo que (los 19,000 que se reportaron sin electricidad es demasiado”, indicó Stensby, al añadir que, además de reducir la cantidad de apagones, Luma Energy vislumbra recortar el periodo que toma restablecer el servicio.

Según el contrato de operación y mantenimiento, el tiempo promedio de las interrupciones de servicio ascendía a 147 minutos (dos horas y 27 minutos).

Stensby mencionó que el requisito de contar con unas métricas aprobadas antes de entrar en funciones por el NEPR fue unos los “pocos” que fueron obviados por acuerdo entre Luma Energy y la AAPP.

Otros de los requisitos, como los términos de servicio, el presupuesto inicial y los principios de operación del sistema fueron aprobados anoche mismo por el NEPR.

60 trabajadores importados

Aunque ha reiterado que los 350 celadores bajo contrato son suficientes para atender las necesidades actuales de la compleja red eléctrica de Puerto Rico, Stensby sostuvo que al presente han importado otros 60 trabajadores desde los Estados Unidos que, probablemente, permanecerán en la isla “hasta finales de mes”.

No obstante, dijo que Luma Energy continuará reclutando empleados permanentes, si bien admitió que el proceso irá atado al desembolso de fondos federales. Según el presupuesto aprobado por el NEPR, en el año fiscal 2022 el 35% de los gastos de Luma estarían cubiertos por asignaciones federales, proporción que rondaría el 50% en 2023 y 2024.

“Seremos una compañía en crecimiento”, sostuvo el principal oficial ejecutivo, quien detalló que los primeros camiones de Luma Energy salieron a atander averías desde las 9:00 a.m.

De otra parte, Stensby aclaró que los cierres de las oficinas comerciales de Cabo Rojo y Lares no son permanentes, como se dio a entender ayer en un comunicado de la empresa. Aunque no brindó fechas, dijo que más adelante Luma ofrecerá actualizaciones sobre su estatus. Stensby también garantizó que las oficinas en Culebra, Vieques y Monacillos, también cerradas al momento, reabrirán en posteriormente.

“No cerraremos ninguno de nuestros centros de servicio al cliente”, aseguró.

Stensby, asimismo, se disculpó con clientes que hubieran tenido que hacer largas filas en las oficinas comerciales en el primer día de Luma.

“Vimos mucho volumen de clientes, estamos muy ocupados y tienen nuestro compromiso de que trabajaremos con eso”, subrayó Stensby.

Te recomendamos este episodio del podcast Con Los Editores sobre el cambio a LUMA:

Loading...
Revisa el siguiente artículo