Largo camino por recorrer para conseguir la inmunidad de rebaño en el país

A cuatro meses de iniciado el proceso de vacunación, poco menos de una tercera parte de la población necesaria para obtener la inmunidad ha recibido al menos una dosis

Por Manuel Guillama Capella

Con el registro de 702,199 personas que han recibido al menos una dosis de la vacuna, Puerto Rico ha comenzado el proceso de inoculación de poco menos de una tercera parte de la población que se requiere para alcanzar la ansiada inmunidad de rebaño contra el Covid-19, en momentos en que el gobernador Pedro Pierluisi se ha visto obligado a reforzar nuevamente las restricciones debido al alza de contagios, hospitalizaciones y tasas de positividad en las pasadas tres semanas.

Para inocular al 70% de la población, considerada la proporción mínima que podría garantizar la inmunidad colectiva, 2,235,585 personas tendrían que vacunarse, a base de la cifra de 3,193,694 habitantes que se estimaron en el censo de 2019.

Del total de habitantes en la isla, ese censo estimaba que unos 2,620,963 tenían 18 años o más, por lo que serían elegibles para recibir cualquiera de las vacunas autorizadas para uso en Estados Unidos y sus territorios. En el caso de la vacuna de Pfizer, se permite su administración en jóvenes de 16 años o más, al tiempo que esta compañía, al igual que Moderna y Johnson & Johnson, han comenzado estudios para probar la efectividad de sus respectivos antídotos en niños y jóvenes.

Te recomendamos:

Del tablero digital del Departamento de Salud se desprende que, a casi cuatro meses de que llegaran las primeras vacunas, 397,988 personas ya completaron su ciclo de inoculación, al haber recibido las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o la dosis única de Johnson & Johnson. Esa cantidad es un 17.8% de las 2,235,585 personas que se calcula deben vacunarse para lograr la inmunidad de rebaño.

Sin embargo, el tablero digital no refleja los datos de personas que se hayan vacunado mediante alguno de los programas federales, que incluyen las dosis que reciben las cadenas de farmacias, farmacias de la comunidad y entidades como el Hospital de Veteranos o la cárcel federal.

Ayer, precisamente, durante su mensaje sobre la situación del Estado, el gobernador Pierluisi anunció que desde este lunes toda la población de 16 años o más sería elegible para obtener un turno para vacunarse contra el Covid-19.

Paralelamente, informó que mañana viernes entraría en vigor una nueva orden ejecutiva, que devuelve el toque de queda al horario de 10:00 p.m. a 5:00 a.m., pero mantiene intactas las normas de capacidad en lugares como restaurantes y centros comerciales, asociados al alza de contagios que se ha registrado desde las últimas dos semanas de marzo.

Los datos del Departamento de Salud evidencian que, desde el 22 de marzo, ha habido un aumento diario ininterrumpido en las personas hospitalizadas con Covid-19, para un total de 18 días consecutivos. El 21 de marzo la agencia informó de 131 camas ocupadas por pacientes de Covid-19, cifra que al día de hoy se ubica en 345.

El aumento de 214 hospitalizados representa un incremento promedio de casi 12 pacientes diarios. De mantenerse ese ritmo, Puerto Rico superaría el pico de 657 –el registrado pasado 10 de diciembre– dentro de 27 días.

En tanto, la tasa de positividad registrada a base del total de pruebas moleculares realizadas en todo Puerto Rico se ha triplicado de un 4.7% el 10 de marzo a 13.7% el 7 de abril, según los datos recopilados por Rafael Irizarry, estadístico de la Universidad de Harvard. Al momento, esa información apenas estaría comenzando a reflejar los posibles contagios contraídos durante las festividades de la Semana Santa.

Anoche, luego del mensaje del primer ejecutivo, Salud emitió el informe semanal que produce el Sistema de Vigilancia escolar, que arrojó un total de 38 municipios en un nivel crítico de contagios, unos 24 pueblos más bajo esta categoría de los que se registraron hace una semana. En el documento, otros 12 municipios se colocaron en nivel sustancial, al tiempo que 22 se encuentran en nivel moderado y solo seis evidencian un nivel de transmisión bajo.

Las escuelas ubicadas en pueblos en nivel crítico están impedidas de ofrecer educación en la modalidad presencial.

Loading...
Revisa el siguiente artículo