Economía

Jóvenes empresarios transforman centenario edificio en Cayey para generar nuevos negocios

En una de las partes del local establecerán un gimnasio

El centro urbano de Cayey continúa en la dinámica de creación de nuevas oportunidades de negocios, con la transformación de un edificio construido en el 1921 para servir de sede a dos negocios que servirán a las necesidades comerciales de los visitantes de la ciudad. “Ya estamos en los toques finales para inaugurar a fines de abril, si Dios lo permite”, informó Fernando ‘Nando’ Berríos, quien personalmente trabajó la restauración con su hijo y esposa, ambos jóvenes empresarios.

“Este es un local bien amplio y vamos a establecer un negocio de prendas y accesorios en cuarzo, que es una modalidad que está tomando mucho auge entre la juventud, por las propiedades que tiene, explica Berríos, quien muestra una inmensa e impresionante piedra de cuarzo de unos cuatro pies de alto, que servirá de exhibición en el nuevo negocio. “Las prendas se producen aquí en Puerto Rico y además se traerán otras de Brasil, donde es un mercado bien amplio”.

En otra parte del local se establecerá un gimnasio, servicio que es muy solicitado en las ciudadaes, tanto por los jóvenes que interesan practicar el fisiculturismo, como el mantenimiento rutinario de la salud, así como las personas de mayor edad que requieren algún tipo particular de ejercicio en su modalidad de terapia. “Ya tenemos el entrenador profesional certificado y unas 20 unidades de equipo de última generación, donde vamos a ofrecer rutinas específicas para cada caso”. La idea es que la clientela sepa que puede contar con un servicio a largo plazo, ya que el mantenimiento de la salud es un proceso que requiere consistencia.

Daisy Rodríguez, quien es parte del grupo empresarial, destacó que el servicio que ofrecerán es uno de bienestar físico “donde tendremos masajes de sanación, tipo reiki, sauna y orientación sobre el uso de la energía de los cuarzos por un lado, y el gimnasio por el otro. De esa manera nos complementamos y ofrecemos los servicios en un mismo local”.

El local, ubicado en el número 66 de la Calle de Diego en el centro urbano, fue la sede hace muchos años del negocio de Don Cornelio, donde de se ofrecía el servicio de reparaciones de radios y televisores. Por su parte, el alcalde Rolando Ortiz Velázquez, felicitó a esta familia de empresarios, y los distinguió como un ejemplo para otras personas que tengan ideas comerciales, para que hagan realidad las mismas.

“De la misma manera que los negocios van cambiando de acuerdo a las necesidades de la gente, nosotros en el Municipio nos hemos adelantado a esa tendencia con la transformación de la ciudad en términos de planificación urbanística. Es por eso que a diferencia de otras ciudades, el centro urbano de Cayey es uno activo, vibrante, y donde se ofrece toda clase de servicios, ya que los consumidores tienen lo que necesitan, con acceso y seguridad”, detalló el alcalde.

Te recomendamos:

  1. CDC reduce a tres pies distancia que deben mantener estudiantes en salón de clases
  2. Hacienda paga $53 millones a personas que le debían los $600 y los $1,200
  3. Cuestionan demanda de legisladoras que busca detener currículo con perspectiva de género
Tags

Lo Último

Te recomendamos