En manos de cada escuela la fecha en que retomarían la educación presencial

En su orden ejecutiva, el gobernador anticipó que la secretaria de Educación definirá los grados que regresarán a las escuelas, mientras que cada plantel privado tendrá libertad para decidir

Por Manuel Guillama Capella

Aunque la orden ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi autoriza la reapertura de planteles escolares a partir del próximo lunes, 1 de marzo, anticipó que no sería hasta algunos días después que se retomaría la educación presencial en el sistema público.

Pierluisi, además, sostuvo que será la secretaria designada de Educación, Elba Aponte Santos, quien anuncie el próximo jueves detalles sobre las escuelas que, en efecto, reabrirán sus salones, así como los grados que estarían regresando a las aulas.

El mandatario aclaró que el decreto que emitió esta mañana no define cuáles grados podrían tomar educación presencial, por lo que en el sistema privado cada plantel que cumpla con las disposiciones del protocolo establecido por el Departamento de Salud podría hacer sus propias determinaciones en ese sentido.

Te recomendamos:

Anteriormente, Aponte Santos ha indicado que se permitiría un máximo de 100 estudiantes por cada escuela pública, por lo que la educación presencial se limitaría a alumnos de kínder a tercer grado, cuarto año y del programa de educación especial.

“Como siempre ocurre cuando hay cualquier inicio escolar en los planteles como tal, usualmente hay una fecha para que maestros vayan al plantel y otra posterior para que estudiantes acudan. Así será en esta ocasión, pero solamente para las escuelas que la secretaria anuncie que estarán abriendo próximamente. Yo anticipo que esto va a ser un proceso gradual, que periódicamente la secretaria, en la medida en que las escuelas están en buenas condiciones (y) sus directores certifican que pueden estar en cumplimiento con el protocolo de Salud, seguirán abriendo”, sostuvo Pierluisi en una rueda de prensa virtual para anunciar la orden ejecutiva.

En su comparecencia, Pierluisi no se aventuró a pronosticar cuántas escuelas estarían abriendo en un inicio. Sin embargo, aseguró que el Departamento de Salud inspeccionará cada plantel público que notifique su intención de ofrecer educación presencial, para corroborar que cumple con las estipulaciones del protocolo publicado el pasado viernes.

“El Departamento de Salud, como establece el protocolo, estará inspeccionando esos planteles para asegurarse que están en el debido cumplimiento”, subrayó.

La orden ejecutiva dispone que las escuelas podrán comenzar a operar presencialmente mediante una “certificación preliminar” que se obtiene con una declaración de cumplimiento emitida por el director. Sin embargo, la continuidad de las operaciones estaría sujeto a una “certificación final” del Departamento de Salud, luego de una inspección.

El primer ejecutivo insistió que el proceso de reapertura de escuelas no es uno que está ocurriendo “de un día para otro”, sino que llevan ya “más de un mes” en la etapa de “acondicionamiento”.

La secretaria Aponte Santos ha mencionado que 172 escuelas están estructuralmente aptas para recibir estudiantes, por lo que los planteles públicos que abran se encuentran dentro de ese grupo, que constituye apenas una quinta parte de todo el sistema del Departamento de Educación.

Aunque nuevamente refirió el detalle al Departamento de Educación, Pierluisi expresó que la alternativa de educación virtual continuará vigente incluso para estudiantes de planteles que reabran sus portones, en aquellos casos en que padres o encargados decidan no enviarlos a las escuelas.

“Es un asunto operacional. Ciertamente los maestros van a utilizar las computadoras existentes para continuar brindando la enseñanza a distancia. Eso no va a parar. La diferencia es que estamos añadiendo clases presenciales en un horario que va a establecer la secretaria. Pero el resto del día se puede brindar educación utilizando las computadoras. Idealmente durante la misma clase se puede transmitir. Pero ese detalle queda en manos de la secretaria”, recalcó Pierluisi.

El gobernador aclaró que la orden ejecutiva dispone que será una decisión de padres, madres y tutores enviar a los estudiantes a la escuela, tanto en el sistema público como privado, por lo que ni siquiera las instituciones privadas podrían penalizar a aquellos alumnos que continúen recibiendo educación a distancia.

No obstante, recomendó insistentemente permitir que los menores acudan a la escuela de no tener alguna condición de salud preexistente. A lo largo de la conferencia, Pierluisi planteó que en lugares como Estados Unidos o Europa se ha evidenciado que las escuelas no han sido un foco de contagios de Covid-19.

“La decisión, en este momento dado, en medio de una pandemia, es de los padres. Pero mi recomendación es que, salvo que haya alguna condición de salud preexistente, que requiere que el niño o joven permanezca en el hogar, es que permitan que tenga esa educación presencial porque los expertos son los que están diciendo que es indispensable para su desarrollo físico y emocional, además de para su aprovechamiento académico”, señaló el mandatario, quien catalogó el rezago escolar de los estudiantes como una “tragedia social”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo