Orden ejecutiva sobre regreso a clases presenciales se emitirá la semana entrante

Se espera que mañana el Departamento de Salud publique los protocolos que se requerirán, al tiempo que Educación no ha finalizado el listado de planteles aptos para reabrir

Por Manuel Guillama Capella

El anuncio de la orden ejecutiva que permitiría el regreso a clases presenciales se llevará a cabo en algún momento de la semana entrante, una vez el Departamento de Salud haya emitido los protocolos de salubridad que servirían para determinar qué planteles podrían reabrir, informó la oficina de prensa de La Fortaleza.

La secretaria de prensa de la Mansión Ejecutiva, Sheila Angleró, precisó que el Departamento de Salud se apresta a hacer públicas mañana las guías para la vuelta a las aulas. Mientras tanto, la secretaria designada de Educación, Elba Aponte Santos, aún trabaja con el listado de planteles públicos que reanudarían la educación presencial en la primera semana de marzo, añadió la portavoz.

La Fortaleza había convocado una conferencia de prensa virtual para hoy a las 10:00 a.m., en la que se anunciarían las disposiciones de la orden ejecutiva, pero esta fue cancelada a una hora de su inicio y pospuesta indefinidamente.

Te recomendamos:

“Íbamos a hacer la conferencia de la orden ejecutiva, pero es preferible que antes salga el protocolo de Salud”, indicó Angleró a Metro, al recordar que el decreto será aplicable tanto al sistema público como privado.

La oficial de prensa añadió que el anuncio del listado de escuelas que podrán reabrir –también programado para la semana que viene– lo realizará el Departamento de Educación, por lo que será un proceso separado de la orden ejecutiva que emitirá el gobernador Pedro Pierluisi.

Ayer, Pierluisi dijo en una rueda de prensa que las primeras escuelas reabrirían el 1 de marzo, dos días antes de lo que había proyectado hace unas semanas Aponte Santos, y que el decreto de la orden ejecutiva para viabilizarlo era “inminente”.

En el aire los gremios

Ante la cancelación del anuncio de la orden ejecutiva, la secretaria y tesorera de la Federación de Maestros, Teresa Vélez, señaló que es ejemplo de la “improvisación” con la que el gobierno ha manejado sus esfuerzos para retomar la educación presencial, que ha enfrentado los cuestionamientos y la oposición de múltiples gremios magisteriales, al igual que de sectores políticos como la Asociación de Alcaldes y la mayoría de la Cámara de Representantes.

“No ha habido una consulta al magisterio ni al personal no docente […] Estamos a expensas de unas órdenes ejecutivas que es la forma de gobernar moderna en este país. Hacer órdenes ejecutivas para que el pueblo obedezca y haga lo que la orden ejecutiva dice”, planteó Vélez, quien aseguró que, en sus conversaciones con otros empleados docentes y no docentes, ha percibido que “el 98%” se opone a la reapertura de escuelas en marzo ya que consideran que no se encuentran preparadas.

Liza Fournier, líder de la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete), señaló que el Departamento de Educación utiliza como criterio para definir si un plantel está apto la condición en que quedó luego de los terremotos de enero de 2020, que no necesariamente es un medidor adecuado en el contexto de la pandemia del Covid-19.

“Creo que están atrasados, las escuelas están mucho peor de lo que ellos (el Departamento de Educación) pensaba, porque ellos se están basando en listas de luego de los sismos. Pero, por ejemplo, mi escuela (Félix Córdova en Manatí) estaba apta para abrir después de los sismos pero no está apta para abrir ahora porque tiene filtraciones severas. Creo que han ido visitando escuelas y se han encontrado (con el deterioro)”, sentenció Fournier, al recalcar que el hecho de que un plantel cuente con servicio de Internet en las oficinas administrativas no significa que haya señal en los salones de clases.

En momentos en que directores, maestros, padres y madres, estudiantes, alcaldes y empleados no docentes desconocen qué planteles abrirían en la primera fase del regreso a educación presencial, Fournier sostuvo que hay inconsistencias entre las expresiones públicas de Aponte Santos y los planes que se le han presentado a los gremios magisteriales.

“El plan indicaba que se iba a empezar con los (alumnos) de kínder, primero, segundo y tercer grado. La secretaria verbalizaba que iban a ser 100 estudiantes inicialmente (por plantel). 100 estudiantes en mi escuela hay en kínder y primer grado. ¿Y los de segundo y tercero dónde los pones?”, manifestó la presidenta de Unete.

“Nosotros no nos oponemos a que las escuelas se vuelvan a abrir. Lo que estamos solicitando es que las escuelas estén preparadas cuando la facultad, y mucho más los estudiantes, lleguen a una escuela, pero al momento el Departamento de Educación, el gobierno ni el gobernador han podido mostrar una sola escuela, un ejemplo de una escuela que está (lista) y que así es que se van a correr todos los protocolos que ellos tienen diseñados”, dijo, por su parte, Vélez, quien subrayó que “no tiene ninguna explicación” que, a 11 días de la fecha dispuesta para la reapertura, a las comunidades escolares no se les haya ofrecido un panorama claro del estatus de sus planteles.

Si bien Aponte Santos llegó a hablar de 172 escuelas “con potencial” para recibir estudiantes a partir de marzo, también ha dicho que, con toda probabilidad la cantidad de planteles que, en efecto, retomen la educación presencial, será significativamente menor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo