Empleados del BDE cuestionan gestión del presidente con salario de $160,000

Fuentes de este medio plantearon que el jefe de la corporación pública ha incumplido con la misión de impulsar a los pequeños y medianos comerciantes

Por Manuel Guillama Capella

El salario que recibe el presidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE), Pablo Muñiz Reyes, de $160,000 anuales, es 33% más alto de lo que solían recibir las personas que ocupaban esa posición antes del pasado cuatrienio, denunciaron empleados de la corporación pública que prefirieron permanecer bajo anonimato.

Temprano esta semana, Muñiz Reyes justificó el sueldo que devenga desde febrero de 2020, al amparo de que es comparable con los que cobraron los presidentes en los pasados cuatro años, si bien en enero dejó de dirigir la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV) para quedarse exclusivamente en el BDE.

“Históricamente, lo más que se le había asignado como salario a un presidente del BDE era $120,000 anuales, y a los vicepresidentes $95,000, hasta que llegó el señor Luis Burdiel, designado en enero de 2017 […] Al presente todavía no se ha logrado una reducción en el gasto de salario de confianza (a los niveles) de diciembre de 2016”, precisó una fuente.

A Burdiel, la Junta de Directores del BDE –conformada en su mayoría por funcionarios designados por el primer ejecutivo– le asignó un sueldo de $180,000, que mantuvo hasta que renunció en abril de 2019. Burdiel fue reemplazado en 2019 por Gerardo Portela, cuyo salario era pagado por La Fortaleza.

Luis Fernánez Trinchet sucedió a Portela y devengaba el mismo sueldo de $160,000 que eventualmente se le asignó a Muñiz Reyes.

En una carta enviada el pasado 13 de agosto a la exgobernadora Wanda Vázquez, un grupo de empleados censuró que Muñiz Reyes hubiera colocado como primera vicepresidenta a Wanda Vega Parés, de quien, plantearon, no tenía la preparación ni experiencia para ocupar el puesto, con un salario de $94,500. También criticaron, en aquel entonces, a la vicepresidenta ejecutiva, Nelly Colón Ortiz, quien mostraba “muy poco conocimiento de sus responsabilidades”.

En las declaraciones suministradas por un portavoz, se argumentó que entre los logros de Muñiz Reyes se contaban reducir de 10 a cinco los puestos de confianza, generando ahorros de $380,000 anuales; la implementación de un plan de operación que generó economías de $3.6 millones y una asignación de $225 millones para administrar el programa de Small Business Financing (SBF), proveniente de los fondos para desarrollo comunitario tras desastres (CDBG-DR).

“Ese programa (SBF) se viene desarrollando desde finales de 2017. Coincidió que se comenzaron los desembolsos cuando a él lo nombran presidente del BDE. De los programas que se estaban trabajando en el BDE ese fue el único programa que el señor Muñiz ha apoyado. El programa paga honorarios por los servicios ofrecidos por el subrecipiente (como el BDE). Al día de hoy no se ha facturado al programa ni un solo centavo porque la gerencia del BDE no ha hecho las gestiones necesarias para el cobro de estos servicios”, sostuvo un informante.

Por otro lado, los empleados sostuvieron que, bajo la presidencia de Muñiz Reyes, ha mermado drásticamente el volumen de préstamos aprobados, lo cual pondría en riesgo las asignaciones de fondos federales.

Bajo Muñiz Reyes, indicaron las fuentes, se han aprobado apenas 10 préstamos en los pasados 12 meses, cifra mínima al compararse con los 225, por un valor de $25 millones, que se aprobaron entre 2017 y enero de 2020 y los 985, por $505 millones, entre 2013 y 2016.

Una fuente denunció, a su vez, que la falta de ingresos propios ha forzado al BDE a sufragar sus gastos operacionales con el capital que debería utilizarse para inversión.

“El BDE perdió la mayoría de sus ingresos cuando la administración pasada tomó la decisión de vender la cartera de préstamos a descuento y con pérdidas millonarias. En adición se han cancelado múltiples contratos de arrendamientos del edificio del BDE para traer a los empleados de la AFV el edificio, los cuales no pagan renta por el espacio utilizado ni aportan a los gastos del edificio”, dijo la fuente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo