Legisladores PNP exigen evitar el cierre de la cárcel de Sabana Hoyos en Arecibo

Estas facilidades son habitadas por alrededor de 300 reclusos

Por Metro Puerto Rico

Representantes y Senadores del Partido Nuevo Progresista (PNP) liderados por el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos ‘Johnny’ Méndez Núñez, solicitaron esta noche al Ejecutivo entrar en un “diálogo inmediato” con las diversas agencias del gobierno estatal y el Municipio de Arecibo con el propósito de detener el cierre de la Institución Correccional Sabana Hoyos, el cual fue anunciado esta tarde por el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Eduardo Rivera Juanatey.

Mediante un comunicado de prensa, el Presidente de la Cámara, junto a los representantes José ‘Memo’ González Mercado, Gabriel Rodríguez Aguiló y Michael Abid Quiñones Irizarry, junto a los senadores José ‘Joito’ Pérez Rosa y Ángel ‘Chayanne’ Martínez Santiago, argumentaron que es vital que la cárcel de Sabana Hoyos, la cual actualmente es habitada por alrededor de unos 300 reclusos todos con planes de rehabilitación, permanezca abierta.

“Se tiene que entrar en un diálogo franco y abierto con las agencias del Ejecutivo para buscar alternativas que lleven a mantener la cárcel de Sabana Hoyos en Arecibo abierta. Cerrar esta facilidad no debe ser una opción en estos momentos”, comentó el Presidente Cameral.

“La cárcel de Sabana Hoyos es vital para la región de Arecibo. Aquí se sirve a una población reclusos en rehabilitación que ronda los 300, además trabajan unos 281 oficiales correccionales, quienes se dedican en cuerpo y alma y casi todos residen en el área y otros 80 empleados civiles que brindan apoyo directo, Podemos decir que el complejo es un lugar donde hay alrededor de sobre 600 personas todos los días. Cerrarlo no es una opción”, dijo Mercado González, quien representa el Distrito #14 de Arecibo y Hatillo.

“Me toma por sorpresa esta decisión. Los oficiales correccionales de mi Distrito #22 (Utuado, Lares, Adjuntas y Jayuya) en ese complejo correccional estuvieron trabajando años, y en algunos casos, décadas, en el área metropolitana en la espera de una oportunidad para estar trabajando más cerca de sus hogares. Durante los huracanes, estos extraordinarios servidores públicos han permanecido brindando servicio, como en María (septiembre 2017) que algunos estuvieron casi un mes sin ver a sus familias. Hacerles eso, cerrar esta institución, sería un golpe devastador. Nos unimos al pedido del diálogo que hiciera nuestro Presidente”, dijo Quiñones Irizarry.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo