Radican cargos a hombre que trató de vender mascarillas N95 fraudulentas a agente del FBI

De ser encontrado culpable, el hombre de Utah, Estados Unidos, enfrenta una condena de 20 años de cárcel

Por Metro Puerto Rico

Un hombre de Park City, en el estado de Utah, que afirmó tener acceso a millones de mascarillas N95 fabricadas por 3M e hizo declaraciones supuestamente fraudulentas en un esfuerzo por venderlas, está acusado de fraude electrónico, informó en Departamento de Justicia federal en una comunicación escrita.

John Anthony Taylor, de 46 años, no tenía las mascarillas, no era un representante autorizado de 3M e intentó venderlas un agente encubierto del FBI, según los documentos de la acusación.

“Erradicar el fraude relacionado con la pandemia es una de las principales prioridades del Departamento de Justicia y de mi oficina. Los investigadores y fiscales experimentados están dedicados a responsabilizar a aquellos que usarían este entorno desafiante para llenar sus propios bolsillos ”, dijo el fiscal federal John W. Huber.

Taylor es el fundador y propietario de Positive Marketing, LLC y Wasatch Promotional Products, LLC. 3M Company es Delaware Corporation con su sede principal en St. Paul, Minnesota. 3M vende diversos productos, incluidas las mascarillas N95.

Según los documentos presentados en la corte como parte del caso, en abril de 2020, el FBI en Houston, Texas, fue contactado por un abogado que representaba a una compañía médica preocupada por una entidad que supuestamente tenía acceso a mil millones de mascarillas 3M N95.

En ese momento, la información disponible públicamente indicó que las cifras de producción mundial de las N95 estaban muy por debajo de mil millones al mes.

De acuerdo con los documentos de la acusación, un agente encubierto se puso en contacto con Taylor y le pidió documentos que demostraran que Taylor realmente las tenía. Este envió un correo electrónico con una orden de compra falsa de 3M.

Mientras, la empresa confirmó que no tiene ninguna relación con Taylor.

Según la acusación, Taylor hizo una variedad de otras supuestas declaraciones falsas como parte de su plan, que incluyen:

  • Era representante de la empresa 3M y estaba autorizado a vender sus mascarillas 1860 N95.
  • Debido a la pandemia de COVID-19, recientemente había comenzado a enfocarse en vender máscaras a través de su negocio, Wasatch Promotional Products.
  • Tenía contratos por "un millón, 30 millones, 60 millones [mascarillass] para un par de gobiernos estatales diferentes"
  • Había completado varios envíos de máscaras 3M 8210
  • Podría negociar un trato por 3 millones de N95 por $5.49 por mascarilla.
  • Recibía "números de lote" y mostraba "prueba de vida" para demostrar que la orden era legítima
  • Anteriormente había negociado con éxito acuerdos con 3M.
  • Una orden de compra que adjuntó a un correo electrónico era de 3M

Taylor fue arrestado inicialmente por una denuncia y tuvo una comparecencia inicial en un tribunal federal en Salt Lake City el 4 de mayo de 2020. Fue puesto en libertad bajo condiciones especiales de libertad supervisada. Fue procesado en la acusación formal el martes y se declaró inocente del cargo de fraude electrónico. El juicio de tres días está programado para el 23 de noviembre de 2020 ante el juez de distrito de los Estados Unidos, David Sam.

La posible pena máxima por el cargo en la acusación es de 20 años en una prisión federal.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo