Desastroso el inicio del semestre escolar según la Federación de Maestros

Además, un grupo de fundaciones filantrópicas en la Isla reclamó un plan integral efectivo para un reinicio de clases seguro y accesible

Por Metro Puerto Rico

La Federación de Maestros criticó el inicio del semestre escolar, a la vez que sentenció que marcará el aprovechamiento académico de casi 300,000 estudiantes.

"Hoy da inicio el semestre escolar para los niños, niñas y jóvenes en medio de un verdadero desastre administrativo que marcará permanentemente el aprovechamiento académico de 282,000 estudiantes del sistema público de enseñanza. A los problemas que vimos el semestre pasado se suman grandes dificultades producto de la incompetencia del Departamento de Educación y su Secretario Eligio Hernández", denunció Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), al describir las condiciones que enfrentarán los maestros para impartir los cursos.

Asimismo, la FMPR exigió que se acelere la entrega de equipos, se haga público un calendario de cuando se suplirán y se provea acceso a internet gratuito a estudiantes y personal docente.

"El Departamento de Educación no ha entregado los equipos tecnológicos a la gran mayoría de los estudiantes. Anunciaron que entregarían 25,000 equipos lo que, aún si cumplieran esa meta, dejaría sin acceso a las clases a distancia a más de 250,000. A esto se suma que en muchos hogares no hay acceso a internet. Los módulos deben estar impresos e integrados a las computadoras que se están supliendo", aseguró Martínez Padilla.

Advierten Educación no tomó en cuenta acceso a Internet

Mientras, la maestra de estudios sociales, Deborah Soto Arroyo denunció hoy que el Departamento de Educación no tomó en consideración a los miles de maestros y estudiantes que no cuentan con el servicio de internet en sus hogares al inicio del semestre escolar virtual. Del mismo modo, aseguró que, al día de hoy, existe una gran cantidad de estudiantes que tampoco cuentan con computadoras.

“Los maestros siempre hemos estado disponibles para enseñar con la modalidad virtual, aún reconociendo que muchos compañeros no cuentan con el servicio de internet. Algunos que sí cuentan con internet, tan siquiera han podido activar sus respectivos correos electrónicos porque no tienen los recursos para pagar un internet más rápido. Hemos tenido casos de maestros que optan por exponerse al contagio de COVID-19 llegando a los hogares de otros maestros para que les ayuden con la conexión, ya que no tienen internet en sus hogares, o el que tienen no cuenta con la velocidad requerida”, subrayó Soto Arroyo quien ofrece clases en la escuela Carmen Barroso Morales en Levittown, Toa Baja.

Fundaciones reclaman un plan integral para la educación 

Por otro lado, un grupo de fundaciones filantrópicas que apoyan a la educación y a las comunidades en la Isla reclamó un plan integral efectivo para un reinicio de clases seguro y accesible a todos los estudiantes se hace más crítico que nunca en Puerto Rico, luego de interrupciones del sistema educativo por huracanes, terremotos y la pandemia.

Las fundaciones del Tercer Sector analizaron el estado de la educación actual y compartieron sus recomendaciones al Departamento de Educación en el documento “Educación segura y accesible: consideraciones para un plan integral para el reinicio de clases en Puerto Rico”. Se unieron en esta iniciativa Fundación Flamboyán, Filantropía Puerto Rico, Fundación Colibrí, Fundación Banco Popular, Titín Foundation, Fundación Comunitaria de Puerto Rico, Puerto Rico Education Foundation, Liberty Foundation y Fundación Segarra Boerman e Hijos, Inc.

Carlos Rodríguez Silvestre, director ejecutivo de Fundación Flamboyán, expresó que “las recomendaciones que incluimos en este documento seguirán siendo vigentes, críticas y urgentes. Las principales son: implementar medidas de salubridad tanto para el personal docente y administrativo como para los estudiantes; atender las necesidades holísticas de los estudiantes; asegurar equidad en el acceso a la educación pública; escuchar e involucrar a las familias, ya que dentro del contexto de la pandemia las familias deben estar al centro de la planificación pues estas van a llevar una gran parte de la educación a distancia; y garantizar una comunicación efectiva y transparente”.

 

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo