Aseguran venta de bebidas alcohólicas en restaurantes no ha generado aumento de casos de COVID

La Asociación de Restaurantes de Puerto Rico solicitó al Gobierno revertir la prohibición de venta de alcohol a partir de las 7:00 p.m.

Por Metro Puerto Rico

La Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) aseguró que desde el inicio de la cuarentena los restaurantes han vendido bebidas alcohólicas, por lo que entiende que no son un factor que ha contribuido al aumento de casos de COVID en la Isla.

"La venta complementaria de bebidas alcohólicas como parte de una cena en los restaurantes no coincide con el espíritu de la nueva Orden que persigue prohibir las aglomeraciones de público frente a los negocios que todos hemos presenciado a través de los medios de comunicación.  De hecho, esta venta ha estado autorizada en las fases anteriores y no se había reflejado en un alza de contagios en la isla, por lo que no vemos un nexo de la prohibición en la Orden actual", indicó el director ejecutivo de ASORE, Gadiel Lebrón en una declaración escrita.

El portavoz de la entidad también solicitó al Gobierno una revisión a la imposición de restricción de bebidas alcohólicas incidentales, ya que a su juicio afectan principalmente al pequeño empresario.

Detallan medidas de la industria

De igual forma, Lebrón destacó que los restaurantes han colaborado a la prevención del coronavirus con protocolos para empleados y clientes.  "Es por ello que nos preocupan algunas de las restricciones anunciadas que tienen un impacto significativo en la operación de nuestros negocios y nuestra viabilidad de mantenerse como fuentes de empleo", precisó Lebrón.

La nueva Orden Ejecutiva que entró en vigor hoy limita la capacidad de los restaurantes a un 50%, cuando en la orden anterior se les había permitido un 75%.

"En cuanto a los restaurantes, los salones comedores podrán permanecer abiertos para comensales, siempre y cuando su operación se mantenga por debajo del 50% de la ocupación máxima definida por el código de edificación vigente en Puerto Rico (PR Building Code 2018) durante los horarios permitidos en el toque de queda. En ninguna circunstancia, se permitirá la aglomeración de personas fuera del establecimiento", anunció la gobernadora Wanda Vázquez en un mensaje televisado ayer.

Además, la gobernadora prohibió la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 7:00 p.m.

El retroceso en varias medidas se debe al aumento de casos de COVID-19 en Puerto Rico, así como en el número de hospitalizaciones.

 

Te podría interesar:

Te recomendamos

Loading...
Revisa el siguiente artículo