Radican medida para aumentar respuesta de aseguradoras en medio de desastre

Se indicó que la medida permitirá que la industria de seguros se mantenga sólida para cumplir con sus obligaciones con los asegurados

Por Metro Puerto Rico

El senador Eric Correa Rivera radicó el Proyecto del Senado 1496 que busca garantizar la solvencia y estabilidad económica de los aseguradores luego de un evento catastrófico mediante un ajuste en el cálculo para la estimación de pérdidas.

Asimismo, se indicó que esto a su vez permitirá que la industria de seguros se mantenga sólida para cumplir con sus obligaciones con los asegurados.

El también presidente de la Comisión de Banca, Comercio y Cooperativismo del Senado de Puerto Rico explicó que la enmienda propuesta al Código de Seguros permitirá que los aseguradores tengan una mejor capacidad de respuesta ante eventualidades como los huracanes Irma y María, y más recientemente los eventos sísmicos que han afectado la isla, ya que los obliga a adquirir mayor reaseguro.

“Tenemos que aprender de las lecciones pasadas y buscar alternativas en ley que permitan garantizar que los ciudadanos reciben una respuesta positiva y eficiente al reclamar a sus seguros tras una catástrofe. La liquidación de dos aseguradoras después de los huracanes nos demuestra la urgencia de tomar medidas que permitan estabilidad económica en el sector de los seguros. Con esta medida se persigue que los aseguradores tengan la capacidad de reaseguro suficiente para responder ante eventualidades catastróficas como las que recientemente han afectado la isla”, manifestó Correa Rivera en declaraciones escritas.

Te podría interesar:

La medida propone una enmienda al Capítulo 25 de la Ley Núm. 77 del 19 de junio de 1957, según enmendada, conocida como “Código de Seguros de Puerto Rico” a los fines de actualizar el nuevo parámetro en la industria de seguros para la estimación de pérdida financiera para el riesgo de huracán a uno en cada doscientos cincuenta años (1/250), en lugar de uno en cada cien años (1/100). En cuanto al riesgo de terremoto se propone una estimación de pérdida financiera a base de un periodo de ocurrencia de uno en cada quinientos años (1/500), en lugar de uno en cada doscientos cincuenta años (1/250).

“Este cambio no es nuevo para muchos aseguradores porque la agencia calificadora especializada en seguros AM Best ya está requiriendo este ajuste en la estimación de pérdidas que redunda en un aumento en la cantidad de reaseguro que los aseguradores deben tener. De esa forma se busca evitar que en medio de catástrofes las aseguradoras queden insolventes y no puedan responder a sus asegurados”, finalizó el legislador.

Loading...
Revisa el siguiente artículo