Debaten disparos mortales de policía contra asaltante

Organización repudia el proceder del oficial en un incidente que quedó grabado por cámaras de seguridad, pero gremio defiende la acción

Por Lyanne Meléndez García

Los protocolos que utiliza la Policía de Puerto Rico para intervenir en escenarios de gran tensión volvió a estar en debate público al revelarse el video en que un oficial y un asaltante se enfrentan en una panadería en Vega Baja en hechos ocurridos el 3 de julio.

El asaltante —que entró en el local enmascarado— realizó un disparo presuntamente hacia el área donde se encontraba franco de servicio el agente José Santiago, tras lo cual el oficial respondió. Como resultado, Moisés Class Rivera, de 21 años, murió en la escena y Rafael Trinidad Maldonado, de 29 años, fue arrestado como cómplice del intento de asalto.

A raíz de la difusión a través de Noticentro (Wapa) del video de las cámaras de seguridad del lugar, la directora ejecutiva de la organización Kilómetro 0, Mari Mari Narváez, criticó el proceder del oficial y argumentó que la Policía le “mintió al país” acerca de los pormenores del incidente.
Además, denunció que ya son ocho las personas que —según el conteo que lleva la organización— han sido asesinadas por la Policía, incluidos dos menores de 17 años, uno de ellos desarmado.

“Ningún policía puede decidir matar a una persona, ni siquiera porque esté cometiendo un delito. El trabajo de la Policía no es matarnos. Tampoco es castigarnos. El policía no puede ser policía, juez y verdugo. Si una persona está cometiendo un delito grave delante de un policía, el deber del oficial es arrestarlo para que se inicie un proceso criminal en su contra si hay causa para ello”, dijo Narváez en un comunicado en que también exigió más adiestramientos para intervenir con personas que cometen delitos.

En la versión preliminar de la Uniformada, se indicó que el oficial franco de servicio estaba sentado donde cayó el disparo y que Class Rivera sabía que Santiago estaba en el lugar. En el video, si bien se observa que el asaltante en efecto dispara, no se puede apreciar si hubo algún intercambio de palabras porque el video no tiene audio. No obstante, Narváez recordó que “la Policía solo puede utilizar el arma de fuego si es estrictamente necesario para defender la vida de un ataque inminente. Está obligada a hacerlo de forma razonable, proporcional y escalonada”.

Las políticas restrictivas de uso de fuerza son vitales para salvar vidas y se ha probado que su práctica salva vidas de policías”, agrega la comunicación de Narváez.

 

Habrá pesquisa

Ante estos señalamientos, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, indicó que el suceso está bajo evaluación del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE).

Afirmó que la Uniformada cuenta con políticas y procedimientos validados por el Departamento de Justicia Federal y que “establecen la normativa legal, operacional y administrativa que rige la labor policiaca en distintos escenarios”. Aseguró también que los agentes reciben adiestramientos para “garantizar una adecuada implementación de las políticas públicas vigentes”.

La Policía está bajo una sindicatura federal a raíz de una demanda que el Departamento de Justicia de Estados Unidos sometió en 2012 contra la Policía por un patrón de violaciones a los derechos civiles de los ciudadanos.

“En este caso, como en situaciones anteriores, se seguirán los procedimientos establecidos. Por tratarse de un caso que se mantiene bajo investigación, no se ofrecerán expresiones adicionales hasta que el proceso concluya. Reafirmamos el compromiso férreo del Gobierno de Puerto Rico de procurar el cumplimiento de las disposiciones del Acuerdo de Reforma”, indicó Escalera en declaraciones escritas.

 

COPS dice oficial hizo su trabajo

El presidente de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad (COPS), Jaime Morales, comparó la situación del oficial con un caso de 1999 en que Orlando Serrano, alias Landy, asesinó a dos policías que entraron en una panadería en Humacao cuando perpetraba un asalto junto a otro sujeto.

“Estoy seguro que el policía hizo su trabajo como hubiera hecho cualquier policía o cualquier ciudadano con portación de armas”, sostuvo Morales en reacción a las expresiones de Kilómetro 0 y tras ver las imágenes.

Añadió que “no estamos hablando de una persona que padecía de sus facultades mentales, o en una manifestación, o una situación diferente a lo que pudiera ser el crimen, (sino) un asaltante, un hombre armado que hizo un disparo dentro del negocio, de la panadería”, y alegó que el agente obró “protegiendo vidas y propiedades”.

Reflexionó que el momento que se vive en la isla es de “crimen rampante”, y cuestionó qué habría pasado si el asaltante hubiese asesinado a la cajera a quien le apuntaba la pistola. “Entró con un arma de fuego y disparando, tratando de ocasionar daño corporal a alguien, y si no se interviene con él, ¿qué hubiese pasado?”, defendió Morales en entrevista telefónica con Metro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo