Miles en contratos contrastan con la crisis fiscal en la UPR

La HEEND denunció hoy gastos "innecesarios", duplicidad de tareas y conflicto de interés en contrataciones para asumir tareas que la institución podría ejecutar.

Por María de los Milagros Colón

A la vez que la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) negocia reducciones en los beneficios marginales con la Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (HEEND), la organización sindical identificó casi un millón de dólares en contratos que catalogaron como "excesivos".

La presidenta de la HEEND, Jannell Marina Santana Andino, hizo referencia a un acuerdo con el director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA), Carlos Mercader, en el que asignan $40,000 por un periodo de cuatro meses para servicios de cabildeo en Washington DC. El objetivo del contrato, suscrito el 14 de febrero, es  allegar fondos federales y el especialista trabajaría desde las oficinas de PRFAA.

Sin embargo, Santana Andino destacó que esa es la tarea de la recién creada Vicepresidencia de Fondos Externos de la UPR y hasta del presidente Jorge Haddock. "Nadie ha explicado por qué hay que duplicar las funciones", dijo en conferencia de prensa.

Entre los contratos también figura uno de $902,000 para que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) contrate una firma para asistir al centro docente con temas relacionados a la Ley PROMESA. De hecho, también destacaron otro acuerdo en el que Aafaf contrató, por $200,000, a la firma Doing Business Puerto Rico (DBPR), del presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Walter Alomar.

Santana Andino citó la página 20 del acuerdo, en donde se establece que "los consultores certifican que ninguno de los socios, directores, ejecutivos, oficiales o empleados reciben salario ni ningún tipo de compensación por rendir servicios regulares por cita (o de otra manera) de ninguna agencia, instrumentalidad, corporación o municipalidad del gobierno de Puerto Rico".

"Aquí lo que han venido es a servirse de la Universidad", destacó la líder sindical.

Por otra parte, señalaron que el contratista Norberto Rivera Berríos "cobraba $1,537 por sus servicios (de consultoría para los estados financieros) y su contrato se incrementó al punto que en abril de 2019 su factura fue de $27,412.87, para un monto total de $214,529.80″.

Finalmente, destacaron que la UPR gastó $3,525 en togas para la ceremonia de investidura del presidente Haddock, un evento novel en la cultura universitaria, como reportó este medio.

La HEEND y la administración del primer centro docente negocian el alcance de las exenciones de matrícula para empleados, sus hijos y cónyuges para el año corriente. El fin de semana pasado la UPR comunicó que la organización rechazó un aumento del 50% al 75% en la exención, pero se aplicaría para complementar otras ayudas.

Según los empleados, esa parte "complementaria" no se había discutido hasta su última reunión y señalaron que fue el abogado de la institución Edgar Hernández Sánchez, quien abandonó el salón durante el encuentro.

A juicio de la HEEND, es una contradicción los sacrificios que exigen a la comunidad universitaria a la vez que se reparten millones en contratos para ejecutar tareas que la misma institución puede asumir con sus recursos.

 

Te podría interesar: 

Loading...
Revisa el siguiente artículo