Proyecto busca optimizar las destrezas de lectura en niños de escuela elemental

Los estudiantes participantes del programa Lectores para un Futuro reciben anualmente 95 sesiones de intervención

Por Metro Puerto Rico

FirstBank informó que se unió al Multisensory Reading Centers of Puerto Rico y su programa de intervención Lectores para un Futuro, para proveerles una enseñanza que busca optimizar las destrezas de lectura a niños de kínder a tercer grado de la Escuela Elementales Manuel Elzaburu Vizcarrondo en Cantera y Luis Lloréns Torres en San Juan.

Según la empresa, es crucial lo que los niños tengan una base sólida en lectura para poder progresar en la escuela, ya que se espera que en tercer grado pasen de “aprender a leer” a “leer para aprender”, por lo que es importante que dominen las destrezas básicas de vocabulario, fluidez y comprensión de la lectura para así lograrlo. No es solo saber leer, se trata de leer correctamente para poder tener éxito en la escuela.

El programa Lectores para un Futuro trabaja con la enseñanza multisensorial y cuenta con un equipo de maestras certificadas en el método Orton-Gillingham. El mismo se basa en la fonética del lenguaje, donde se le enseña a los niños con dificultades en la lectura, la relación entre el sonido y la ortografía a través de un enfoque que involucra más de un sentido a la vez, lo que le permite usar la vista, el tacto, el sonido y el cinestético (que utiliza movimiento) para hacer una asociación o conectar las letras con su pronunciación. Solo cuando esta destreza se ha automatizado un estudiante con retos en el aprendizaje puede comenzar a desarrollarse en un lector.

Te podría interesar: 

 

“Como parte de nuestro Programa de Reinversión Comunitaria apoyamos proyectos de educación para niños y jóvenes. Esta alianza con el Multisensory Reading Centers of Puerto Rico permitirá que estudiantes con rezago en la lectura y dislexia en dos escuelas públicas de San Juan, desarrollen sus conocimientos a través de un aprendizaje explícito y multisensorial de kínder a tercer grado, lo cual le ayudará a retener la información, a fomentar sus destrezas para que puedan mejorar considerablemente en la lectura y tener éxito como estudiantes”, expresó Catherine Ríos, oficial de Reinversión Comunitaria de FirstBank.

Cada sesión se realiza en pequeños grupos con una duración aproximada de 50 minutos en los niños de primero a tercer grado, cuatro veces a la semana; en el caso de los niños en kínder, dos veces a la semana con una duración de 30 minutos.

“La lectura garantiza no tan solo el futuro académico sino social. Por tanto, es inminente que esta sea una de las prioridades máximas de la educación desde sus comienzos. Según el Instituto Nacional de la Salud, el 95% de los estudiantes que muestran retos en el desarrollo de la lectoescritura pueden desarrollarse con éxito siempre y cuando reciban ayuda especializada a edad temprana”, destacó Natalia Canto, directora ejecutiva de Multisensory Reading Centers of Puerto Rico.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo