Anuncian repavimentación en carretera PR-10 de Adjuntas hasta Ponce

Este próximo martes comenzarán los trabajos

Por Cyber News

Con una inversión de unos 15 millones de dólares y la aplicación de las mismas técnicas y materiales de la más alta calidad utilizados bajo el programa Abriendo Caminos, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció el viernes, que este próximo martes comenzarán los trabajos para la transformación de la carretera PR-10 desde Adjuntas hasta Ponce.

Explicó que el proyecto impactará casi 30 kilómetros, desde el kilómetro 0 hasta el 29.8.

“Como hemos demostrado con acciones, nuestra administración está reparando, reconstruyendo y transformando las carreteras alrededor de todo Puerto Rico, dando tanta prioridad a las del área metropolitana como a las del resto de la isla. Los resultados que estamos viendo en la PR-167 en Bayamón, la PR-52 de San Juan a Ponce, y la PR-18 en San Juan, también los estamos viendo en la PR-2 en Moca, Aguadilla y demás pueblos del área oeste, así como en otras carreteras en el norte, sur, este, oeste y centro de la Isla”, indicó Rosselló Nevares en conferencia de prensa.

El primer ejecutivo añadió que “el trabajo es de tan alta calidad, que a muchos ya se les ha ido olvidando el pésimo estado en que encontramos estas carreteras cuando llegamos en enero de 2017. Ahora llegó el turno a la carretera PR-10 desde aquí, desde Adjuntas, hasta la ciudad de Ponce. Este es un proyecto sumamente ambicioso, complejo, pero cuyos resultados convertirán la PR-10 en una carretera de clase mundial”.

Los trabajos contemplan desde la escarificación para remover el asfalto viejo, hasta la aplicación de asfalto de alta calidad, instalación de vallas de seguridad, rehabilitación de puentes, rotulación y marcado, entre otros trabajos para procurar que esta vía sea una más segura y duradera.

Por su parte, el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras Aponte, explicó que “no es un secreto que la PR-10 ha sido abandonada por tantos años, que su deterioro ha llegado a tal punto que requiere de una transformación extraordinaria. Con esta inversión de casi 15 millones de dólares, esa transformación comienza ahora, pero tomará 540 días completarla”.

Contreras Aponte apuntó que “esto no significa que tendremos que esperar año y medio para ver los resultados, pues según se vayan completando las distintas fases, iremos viendo cómo va transformándose en una carretera de clase mundial, como el Pueblo de Puerto Rico merece”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Rosana Aguilar Zapata, aseguró que “esta es una de esas carreteras emblemáticas, que tanta gente depende de ella para poder tener verdadera calidad de vida, por lo que su transformación constituye mucho más que la reparación de la vía de rodaje. Lo que comenzamos hoy aquí permitirá mejorar la actividad económica y turística de toda la zona, al tiempo que hará más fácil y segura la asistencia por parte de las agencias de seguridad y atención a la salud, entre otros”.

Mientras, el alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea Maldonado, reconoció la asignación millonaria. Además, agradeció al gobernador por atender su petición con prioridad e incluir la repavimentación de esta carretera por la que transitan miles de personas a diario en el programa Abriendo Caminos.

“La PR-10 es una vía importantísima para los residentes no solo de Adjuntas sino de Utuado y Jayuya. Por ella, viajan hasta Ponce y otros pueblos del sur, nuestros agricultores con sus productos, nuestros ciudadanos para llegar a universidades, escuelas, empresas, médicos, hospitales y comercios localizados en Ponce”, sostuvo el alcalde.

“A través de la misma llegan a la montaña miles de turistas externos e internos a los restaurantes y atracciones de la cordillera. Así de importante es la 10, como todos la llamamos. Es el motor económico de mi pueblo”, concluyó Barlucea Maldonado.

Te podría interesar:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo