FBI: posible fraude y obstrucción a la justicia en el Municipio de San Juan

En medio de allanamiento en la Torre Municipal, los agentes sospechan que se han destruido o movido documentos hacia otro lugar

Por David Cordero Mercado

El director de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico, Douglas A. Leff, confirmó que los agentes sospechan que hubo un movimiento irregular de documentos en la Torre Municipal de San Juan, edificio administrativa de la ciudad capitalina, donde hoy, martes,  se realiza un allanamiento ordenado por el Tribunal Federal.

"Hay muchos documentos aquí, pero creemos que hay otros documentos que deben estar, que no están” afirmó Leff en respuesta a preguntas de Metro. "Continuamos, vamos a estar todo el día, así que no podemos decir por seguro, pero tenemos información que es muy posible que hay otros documentos que deben estar”.

TE PODRÍA INTERESAR

El allanamiento se realiza específicamente en los pisos 15, 14, 13 y 4 de dicha Torre. En dichos pisos ubican las oficinas de compras y subastas del Municipio de San Juan. El director del FBI también confirmó que existe la posibilidad de que el alegado fraude involucre fondos y asistencia federal al Municipio.

"Hemos observado hechos que cuando continuamos explorando hay varias inconsistencias", sostuvo el director, quien además dijo que el allanamiento continuará durante la tarde. "Hay una posibilidad de falsificación", indicó. De acuerdo a Leff, los agentes han logrado recopilar las computadoras que estaban dentro de la orden de allanamiento, así como papeles. "Hay muchos documentos aquí que van a ayudarnos”, dijo, aunque existe la sospecha de un movimiento irregular. "Lo creemos, pero en este momento no tenemos suficiente información para confirmar”.

"Hay muchos documentos aquí, pero creemos que hay otros documentos que deben estar, que no están” afirmó Leff en respuesta a preguntas de Metro. "Continuamos, vamos a estar todo el día, así que no podemos decir por seguro, pero tenemos información que es muy posible que hay otros documentos que deben estar”.

El allanamiento de hoy surge luego de que la Oficina de la Contralora de Puerto Rico informara al FBI sobre alegadas irregularidades en el Municipio de San Juan.

"Ahora estamos buscando y tomando documentos, recuerdos electrónicos y en papel y también tenemos información que es muy posible que hay otros documentos en otros lugares", explicó el director.

Leff solicitó, de hecho, la asistencia del público. Indicó que si alguien conoce información sobre la ubicación de documentos y sobre la extracción de documentos del edificio municipal a otro lugar, se comunique al 787-754-6000 o en el portal tips.fbi.gov.

Desde el pasado mes de agosto se había denunciado que alegadamente empleados de la Torre Municipal habían estado destruyendo documentos y fabricando evidencia. Sin embargo, "en el pasado no pudimos confirmar información suficiente para obtener una orden de allanamiento”, dijo Leff, añadiendo que "no sabemos si estos documentos tienen alguna relación a ese incidente”, en referencia a la denuncia que se había hecho.

Una persona que enfrente cargos de potencial fraude y obstrucción, la línea de investigación que trabaja el FBI en conjunto con la Policía de Puerto Rico, podría enfrentar hasta cinco años de cárcel, expresó el director federal. "Pero hay otros factores, otros cargos, que podrían llegar, depende", sostuvo. Hasta el momento, no se ha anunciado ningún arresto relacionado a la investigación.

No podemos describir con específicos porque no sabemos en este momento, estamos investigando, pero en este contacto por lo general la obstrucción consistiría de la extracción de documentos y recuerdos, la falsificación de documentos y recuerdos oficiales y el quitar a otros lugares”

La alcaldesa capitalina, Carmen Yulín Cruz, expresó por declaraciones escritas que: "Le reitero a los empleados municipales que tienen un deber de que todas sus acciones sean legales, morales y éticas. Además, es su responsabilidad utilizar todos los mecanismos que están a su alcance para, en el evento de que entiendan que deban someter alguna información, lo hagan interna y/o externamente".

Asimismo, Cruz  aseguró que el o los responsables de incurrir en una conducta ilegal tendrá que enfrentar la justicia.

"Cualquier empleado que no haya cumplido con su deber, o que no haya cumplido con las reglas y reglamentos, luego de un debido proceso que corrobore dichas actuaciones, tendrá que enfrentar las debidas consecuencias”.

  

Noticia en desarrollo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo