Abel Nazario se aferra a su silla

El legislador realizó una conferencia de prensa, junto al presidente senatorial, para defenderse de las acusaciones

Por David Cordero

“Van a quedar en ridículo ante el pueblo de Puerto Rico”.

Así se defendió el legislador Abel Nazario Quiñones mientras se aferraba a su escaño en el senado horas después de ser arrestado por alegada fabricación de documentos falsos y fraude electrónico al Departamento del Trabajo Federal durante su incumbencia como alcalde de Yauco.

Desobedeciendo la orden del gobernador, Nazario Quiñones afirmó en un tono calmado y relajado que continuará ocupando su silla en el Senado hasta que las autoridades federales comprueben las acusaciones en su contra. “Si en algún momento entiendo que es incompatible, yo renunciaré en ese momento, pero en este momento no lo tengo contemplado”, agregó.

“No he sido culpable de nada; tengo derecho a defenderme”, expresó Nazario Quiñones durante una conferencia de prensa acompañado por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien aceptó la determinación del senador.

“Yo podría aconsejar al compañero para que renuncie, para que concentre sus esfuerzos en defenderse, como le aconsejó el gobernador, pero él ha dicho que no quiere renunciar. Es una posición y responsabilidad que asume él”, indicó Rivera Schatz.

Nazario Quiñones le restó méritos a las acusaciones de fraude, alegando que previo al arresto, él nunca fue entrevistado por los funcionarios federales y entendió que los cargos forman parte de una agenda política en su contra. “Yo sé que hay gente que le gusta destruir reputaciones, gente que tiene otra agenda”, alegó.

Te podría interesar:

A Nazario Quiñones no se le fijó fianza ni tampoco se le impusieron restricciones para movilizarse alrededor de la isla.

Aunque sostuvo que no abandonará su escaño en la Legislatura, el presidente senatorial informó que Nazario Quiñones fue relevado de sus funciones de las comisiones a la sque pertenecía, así como de la presidencia  de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria.

Por su parte, Ricardo Rosselló, en su función de presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), expresó su preocupación con la situación, al mismo tiempo que destituyó al exalcalde de sus puestos dentro de la colectividad.

“Estamos consternados con la situación que enfrenta el senador Abel Nazario. No obstante, como presidente del Partido Nuevo Progresista, estoy removiendo al senador de los cargos que ocupa en el PNP como vicepresidente y subsecretario”, expresó el líder estadista.

De la misma manera se expresó la presidenta del Partido Republicano en la isla,  la comisionada residente de Puerto Rico en Washington Jennifer González, quien anunció la destitución de Nazario de su posición dentro del partido.

“Ante el arresto de las agencias del orden público al senador, por determinación de un gran jurado federal, nos vemos obligados a remover de su cargo de primer vicepresidente del Partido Republicano de Puerto Rico ”, afirmó González en declaraciones escritas.

Finalmente, el ahora acusado expresó: “Yo soy como el águila, renaceré… Me encanta la política, no me retiro”, afirmó.

Sus abogados de defensa son los licenciados Edgar Vega y María Domínguez.

Nazario habría engañado a 177 empleados municipales

Según la acusación formal, entre febrero de 2015 y diciembre de 2016, Nazario Quiñones certificó falsamente ante el Departamento del Trabajo federal que había pagado salarios retroactivos a 30 empleados, del total de 177, que habían hecho trabajar dos horas diarias de manera voluntaria, durante el periodo del 1.o de agosto de 2012 hasta el 31 de julio de 2014. La cantidad salarial no pagada supera los $588 mil.

“El alcalde les ofrecía distintas excusas sobre por qué estaban recibiendo estos dineros y por qué se les tenía que retener el salario”, indicó la fiscal federal en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez.

El pago retroactivo era parte de los términos de un acuerdo, luego de que se hiciera la denuncia. Dicho acuerdo también sostenía que el entonces alcalde de Yauco no tomaría ninguna medida de represalia contra los empleados por aceptar el pago.

“Sin embargo, Nazario Quiñones ordenó que el Departamento de Nómina descontara las ganancias futuras de estos empleados por períodos variables, a pesar de su trabajo continuo para el municipio”, indicó Rodríguez.

“La conducta de Nazario Quiñones socava la confianza que los empleados depositan en sus patronos”, sostuvo la fiscal federal en conferencia de prensa. El acusado podría enfrentar hasta 20 años de prisión y una multa no mayor de un millón de dólares.

De acuerdo con la acusación, a los empleados se les hizo firmar un contrato aceptando trabajar dos horas adicionales diarias sin sueldo en distintas labores municipales, como en mantenimiento, explicó José Capó Iriarte, jefe de la División Criminal de la Fiscalía Federal. Es decir que, presuntamente ,los empleados realizaron estas labores sin sueldo de manera obligada.

“La ley requiere que a las personas se les pague por trabajar”, afirmó Capó.

Abel Nazario Quiñones fue elegido alcalde de Yauco en el año 2000 y continuó siendo alcalde hasta diciembre de 2016. En mayo del 2013, durante una auditoría rutinaria de los registros del municipio por parte de la Oficina de la Contralora, los auditores descubrieron que los empleados municipales tenían que trabajar dos horas voluntarias por día.

“Esta irregularidad fue referida a la División de Horas y Salarios del Departamento del Trabajo Federal, que determinó que este requisito de trabajo voluntario del alcalde era una violación de la Ley de Normas Laborales de Estados Unidos”, explicó Rodríguez.

En agosto de 2016, durante la próxima auditoría rutinaria de los registros del municipio, los auditores identificaron que, aunque los empleados habían recibido pagos de lo que se les debía, según el acuerdo, el municipio estaba reteniendo los salarios regulares de los empleados sin el conocimiento ni el consentimiento del Departamento del Trabajo y en violación a la forma que el alcalde había firmado con el Departamento del Trabajo.

“Se emiten unos cheques por la cantidad que le adeudan, pero el empleado que recibe el pago no vuelve a cobrar hasta que repone la cantidad del cheque que le acaban de pagar, así que, básicamente, le adelantaron el sueldo de los próximos meses y nunca pagaste lo que le adeudabas”, explicó Capó sobre el esquema.

“Le mintieron al Departamento del Trabajo al decir que iban a pagarle las horas completas al empleado; continuaron trabajando, volvieron a trabajar sin cobrar”, añadió.

Loading...
Revisa el siguiente artículo