Inauguran programa de viviendas de alquiler a bajo costo

La urbanización está localizada en el barrio Quemado de San Lorenzo

Por Inter News Service

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares inauguró hoy jueves, el proyecto de viviendas de alquiler a bajo costo Valentina II, que permite a familias de bajos ingresos optar por un hogar seguro y que cumple con todos los parámetros y reglamentaciones federales.

“El desarrollo de este proyecto garantiza otro espacio de vivienda accesible para las familias con recursos económicos limitados. Todos debemos tener la garantía de un techo seguro y accesible”, sostuvo el primer ejecutivo.

Rosselló Nevares añadió que “esta es una iniciativa más que se une a todas aquellas que están en ejecución para el desarrollo de un nuevo Puerto Rico. Nos continuamos levantando y ofreciendo a los puertorriqueños más oportunidades de vivienda y más razones para permanecer en la Isla”.

La urbanización, ubicada en el barrio Quemado de San Lorenzo, se desarrolla a un costo de 20.8 millones de dólares, para proveer residencias a 87 familias.

Te podrían interesar:

De la cifra, 17.7 millones provienen de la Sección 42 del Código de Rentas Internas bajo el Programa federal de Créditos Contributivos para Viviendas a Bajo Costo (o LIHTC, siglas en inglés) administrado por la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV).

El director ejecutivo de la AFV, Luis Burdiel Agudo, expresó que con la entrega de las primeras residencias “continuamos cumpliendo con nuestro objetivo de promover el desarrollo de vivienda de interés social y proveer facilidades de financiamiento, subsidios e incentivos para que los ciudadanos puedan adquirir o arrendar un hogar digno”.

Mientras, el secretario del Departamento de la Vivienda (DV), Fernando Gil Enseñat, reiteró el compromiso que tiene la agencia de promover el desarrollo de vivienda asequible.

“Este proyecto, al igual que otros que se encuentran en desarrollo, representa esperanza para Puerto Rico, en momentos en que miles de personas perdieron sus casas o sus empleos como consecuencia del paso del huracán María. Junto al gobernador, continuaremos implementando otras iniciativas para asegurar más opciones de vivienda en la isla y garantizar que cada puertorriqueño tenga un hogar seguro”, afirmó el secretario.

Para cualificar, las familias deben contar con un ingreso mínimo de 1,087 dólares mensuales o 13,164 anuales.

De igual forma, las familias deben pasar una revisión al primer año para evidenciar que sus ingresos continúan inalterados.

Tras 15 años, las familias pudieran optar por comprar la vivienda al valor del interés social del mercado.

Las nuevas viviendas cuentan con tres dormitorios, dos baños, sala-comedor y marquesina sencilla.

Además, cumplen con la Ley Federal para Personas con Discapacidades (ADA, siglas en inglés).

Las residencias también incluyen cocina equipada con estufa eléctrica y nevera, así como detectores de humo, extintores de incendios, abanicos de techo y calentador de agua.

La urbanización cuenta con control de acceso, oficina de administración, salón de actividades, zonas de recreación y áreas de juego equipadas.

Administrado por la AFV desde 1988, el Programa LIHTC provee incentivos financieros para desarrollar y rehabilitar viviendas de alquiler para familias de ingresos bajos y moderados.

Los dueños e inversionistas en proyectos participantes pueden utilizar los créditos para reducir dólar a dólar su responsabilidad contributiva federal durante diez años.

La cantidad de créditos contributivos disponibles para adjudicar se calcula a base de la población de Puerto Rico, según actualiza el Negociado del Censo, multiplicada por una tasa establecida por el Congreso de los Estados Unidos.

Durante la inauguración el primer ejecutivo hizo entrega de las llaves de sus nuevas residencias a las familias De Jesús Ramos y Pérez Torres.

Loading...
Revisa el siguiente artículo