LimPiaR denuncia flojera ciudadana para mantener limpias las playas

También, la organización dijo que los comercios no están haciendo su parte

Por INS

La organización ambientalista LimPiaR, que realizó su segunda actividad de limpieza en el redondel de Piñones, en el barrio Torrecilla de Loíza, donde recogió cientos de libros de desperdicios, denunció hoy la indolencia ciudadana y de los comercios ante el agudo problema de la basura en las playas del país, uno que se agrava cada día.

“Este es un problema que no se va a terminar mientras cada cual, como ciudadanos responsables, denunciemos a quienes pretenden pasar un lindo día en la playa y dejan sus desperdicios”, denunció Inés Ifarraguerri, de la organización LimPiaR.

La integrante de la organización, fundada por Jami y David Claypoole, expresó que “el problema es que cada vez que viene un turista, se encuentra con este desastre ambiental, (que) no es responsabilidad de los municipios o del gobierno”, sino de los ciudadanos y comerciantes.

La iniciativa “Clean Up” se creó se estableció con el propósito de educar a la población sobre la importancia del cuidado de los espacios públicos y el reciclaje efectivo.

Durante los trabajos de limpieza en la concurrida zona de Piñones, se evidenció que gran parte de comercios no están disponiendo de la basura en contenedores y que tampoco separan la misma en plásticos, cartón y otros desperdicios.

TE PUEDE INTERESAR:

Además, está el problema de los armazones de madera, conocidos como paletas, que los comercios utilizan como leña, los cuales deben estar almacenados en cada comercio y no en zonas públicas.

“Hay leyes que regulan el manejo de la basura que se genera y cada cual es responsable de mantener control adecuado de los desperdicios. Por ejemplo, el municipio se encarga de recoger la basura doméstica, pero la comercial le corresponde a los dueños de los establecimiento”, aclaró José Miguel del Valle, director del Programa de Reciclaje de Municipio de Loíza, que llevó una decena de voluntarios para apoyar la labor de LimPiaR, que va de la mano junto a la labor de educación y aplicación de los reglamentos.

En el caso de Piñones, específicamente las zonas de las playas están bajo la jurisdicción del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), que también administra el Bosque de Piñones.

“El pasado 2 de junio hicimos un gran operativo de limpieza en dicho bosque con un centenar de voluntarios, empleados del municipio y personal del DRNA. Ciertamente hay unas limitaciones de personal para el manejo adecuado de tantas cuerdas de terreno y por eso estamos insistiendo en la cooperación de la ciudadanía para mantener limpios nuestros espacios públicos”, aseguró la alcaldesa Julia Nazario Fuentes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo