Reina incertidumbre “porque no estamos preparados”

Muchas personas opinan que sería devastador otro impacto atmosférico

Por Metro Puerto Rico

Puerto Rico no está preparado para recibir otro impacto atmósferico. Este el sentir de varios ciudadanos consultados en un sondeo informal por varios garajes de gasolina así como en tiendas de suministros.

“Me da mucho coraje porque todavía hay mucha gente que no tiene luz”, dijo a Metro Maru de Hato Rey, quien se encontraba en el garaje de gasolina Shell del Mercantil Plaza en la zona bancaria de Hato Rey.

De igual forma opinó la señora Margarita que se encontraba en el garaje de gasolina Puma de la avenida Ponce de León.

“El país está muy vulnerable. Hay muchas personas sin techo y cualquier cosita que venga o unas brisitas, vamos a padecer”, sostuvo Margarita, al relatar que cuenta con un plan familiar de preparación.

Por otro lado, el santurcino Rafael Martínez comentó que “vemos que no estamos preparados cuando la gente abarrota las tiendas para comprar suministros a horas de la llegada del evento atmósferico”.

En cuanto a la venta de gasolina, dos comerciantes indicaron que —aunque en horas de la mañana del sábado el flujo se mantuvo en calma— el viernes luego de que Beryl se convirtiera en huracán categoría uno se abarrotaron las bombas de gasolina.

La empresa Puma Energy Caribe aseguró que ante el posible paso del fenómeno atmosférico Beryl, cuenta con suficientes abastos de sus productos para atender la demanda de los consumidores.

El gerente general de Puma Energy Caribe, Víctor Domínguez, explicó en declaraciones escritas que “ya está coordinado que tengamos más productos del que teníamos programado para atender las necesidades de todos los consumidores y clientes industriales y comerciales, ante el posible paso de Beryl o de una fuerte onda tropical, como está advirtiendo el Servicio Nacional de Meteorología”.

De otra parte, este diario observó que las grandes cadenas de tiendas como Walgreens y Walmart cuentan con suficientes abastos de comida enlatada, agua y artículos de primera necesidad.

De acuerdo con los últimos boletines, el ciclón Beryl se debilitó antes de su paso hacia las Antillas Menores y se degradó a tormenta tropical.

No obstante, por el momento, seguirá vigente el efecto de fuertes lluvias y vientos que pasarán por el sur de Puerto Rico.

Según el último boletín de las 11:00 de la mañana del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), Beryl se encuentra en la latitud 12.1 norte y en la longitud 51.1 oeste.

La tormenta tiene vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (mph)

Loading...
Revisa el siguiente artículo