Transición da esperanza a generaciones de cubanos

Hoy Cuba tendrá un nuevo líder tras salida de Raúl Castro

Por AP

LA HABANA — Desde un exagente de inteligencia de 93 años a un economista de 28 que trabaja como operario de mantenimiento, cubanos de todas las generaciones ven la salida de la presidencia de Raúl Castro, que se consumará esta semana, como parte de un traspaso de poder más amplio a un grupo de líderes más jóvenes.

Pocos esperan cambios rápidos o profundos en Cuba, una nación que ha estado gobernada por el mismo partido durante seis décadas. Pero la transición está generando cierta esperanza de que la nueva generación de líderes haga avances sobre los problemas más arraigados, incluyendo una economía que hace tiempo que no puede proporcionar suficientes empleos bien pagados a la población. Los cubanos también esperan mejorar la relación con Estados Unidos.

Amable López, de 69 años, es un veterano de la intervención de más de 15 años de Cuba en el sur de África que ha trabajado como carpintero, bombero y en una refinería de petróleo.
López dice que los jóvenes cubanos de hoy en día tienen más recursos que su generación, pero necesitan “mejorar la economía, subir los salarios y bajar los precios”.

Yojany Pérez, de 28 años, tiene un título universitario en economía pero trabaja como mozo de mantenimiento, entre otros empleos, para ayudar a sacar adelante a su familia. Cree que con la llegada de un nuevo presidente, la gente espera mejoras en la economía, que bajen los precios y aumenten los salarios, ya que la situación actual no permite demasiados lujos.

Orgulloso de su trabajo como agente de inteligencia de Cuba en los primeros días de la revolución, cuando Estados Unidos intentaba activamente derrocar al gobierno, Pascual Gallo Portieres, de 93 años, comenta que está seguro de que el nuevo presidente tomará las decisiones correctas y espera una mejora de las relaciones entre Washington y La Habana.

Lázaro Rodríguez, un panadero y operario de mantenimiento de 42 años, dijo que Cuba vivió “cambios muy positivos” a nivel económico en los últimos años y le gustaría que el país siguiese por la senda del desarrollo. Apunta que la generación que le sucede tendrá “mucho más”, mientras pide progreso y que la nación siga avanzando en el futuro. “Ningún país en el mundo puede detenerse”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo