Nueva vacuna contra la culebrilla llega a la Isla

Shingrix, que estará disponible en Puerto Rico, es una vacuna administrada en dos dosis por vía intramuscular.

Por Inter News Service

GlaxoSmithKline (GSK) anunció hoy que la Administración de Drogas y Alimentos de los EEUU (FDA, siglas en inglés) aprobó la vacuna Shingrix, contra la culebrilla, en adultos mayores de 50 años.

Shingrix, que estará disponible en Puerto Rico, es una vacuna administrada en dos dosis por vía intramuscular.

Thomas Breuer, vicepresidente senior y director médico de la División de Vacunas de GSK, dijo que “Shingrix representa un avance científico importante en el campo de la vacunología.

La vacuna ha demostrado sobre un 90% de eficacia en todos los grupos de edad para la prevención de la culebrilla, una enfermedad dolorosa y potencialmente grave que afecta a una de cada tres personas en los Estados Unidos”.

Agregó que “el riesgo de contraer culebrilla y la severidad de la enfermedad aumentan con la edad, según el sistema inmunitario va perdiendo la capacidad de responder a las infecciones con fuerza y eficacia. La vacuna Shingrix fue desarrollada específicamente para contrarrestar el deterioro inmunitario relacionado con la edad”.

La aprobación de Shingrix se basa en un programa de estudios clínicos que evaluó su eficacia, seguridad y capacidad inmunógena en más de 38,000 personas.

En un análisis combinado de estos estudios, Shingrix demostró una eficacia de más de 90% contra la culebrilla en todos los grupos de edad.

Como previene la culebrilla, Shingrix también reduce la incidencia general de neuralgia posherpética, un tipo de dolor neural crónico y la complicación más común asociada con la culebrilla.

La culebrilla es causada por la reactivación del virus de la varicela zóster (VVZ), el mismo virus que causa la varicela.

Casi todos los adultos mayores tienen el VVZ latente en el sistema nervioso, esperando a reactivarse con el envejecimiento.

Según las personas envejecen, las células en el sistema inmunitario pierden la capacidad de mantener una respuesta fuerte y efectiva contra la reactivación del VVZ1.
Por lo general, la culebrilla se presenta como un sarpullido doloroso en un lado del cuerpo, que produce picor y puede durar de dos a cuatro semanas.

A menudo, el dolor asociado con la culebrilla se describe como un dolor ardiente, agudo o punzante.

Incluso después de que el sarpullido desaparece, se puede experimentar neuralgia posherpética, un dolor que dura desde al menos tres meses hasta varios años.

La neuralgia posherpética es la complicación más común de la culebrilla y ocurre en el 10 al 18 por ciento de todos los casos de culebrilla.

Se calcula que todos los años hay un millón de casos de culebrilla en los Estados Unidos.

Más del 99 por ciento de las personas mayores de 50 años están infectadas con el VVZ y uno de cada tres estadounidenses contraerá culebrilla.INS

Loading...
Revisa el siguiente artículo