Continuará el cabildeo por fondos de Salud

Rafael Rodíguez, secretario de Salud, dice que no esperará a que los fondos aprobados en el Congreso en febrero se acaben para ir a luchar por más beneficios

Por Lilly Rivera y Equipo Metro

Luego de las elecciones de medio término del Congreso de los Estados Unidos, el Gobierno de Puerto Rico se moverá a la capital federal para cabildear a favor de mejores condiciones de salud para la isla.

Esto con el fin de evitar que el sistema de Mi Salud vuelva a caer en un precipicio fiscal una vez terminada la partida de $4.8 mil millones que Washington aprobó el pasado febrero. El plan, según Rafael Rodríguez Mercado, secretario del Departamento de Salud, es regresar a cabildear, pero con más fuerza, de la mano de los cambios que propone la administración de Ricardo Rosselló y a la implementación del Medicaid Management Information System (MMIS), programa que ayudará a detectar el fraude y que fue anunciado el pasado 4 de abril.

“Vamos a tener el MMIS funcionando completamente de enero a marzo de 2020, que nos va a ser mucho más fácil pedir por primera vez, de verdad, la cantidad de dinero que necesitamos.

Estamos cabildeando también para que suban los fondos de pareo. En sí, tú sabes, esto no para. Después de las elecciones del Congreso en noviembre, nosotros vamos a movernos para Washington para seguir cabildeando por mejores condiciones con Medicaid. No vamos a esperar a que se acaben los fondos”, soltó el secretario en entrevista con Metro.

Rodríguez Mercado añadió que está esperanzado en que el Gobierno local tenga un tercer año de subvención federal completa para el sistema de salud, hasta que la economía se estabilice.

“Vamos a estar más tranquilos por dos o tres años, y eso nos da tiempo de hacer un buen cabildeo”, agregó. Cuando Metro estableció que la administración de Rosselló no tiene control sobre el Congreso, y tampoco sobre la Junta de Control Fiscal que solicita recortes por unos $500 millones en dos años, el funcionario afirmó: “Es cuestión de administración, de hacer las cosas como no se estaban haciendo […] Yo no sabía que esto iba a ser tan difícil. Esto ha sido un gran reto para mí. Si nosotros cortamos gastos administrativos y se los damos a los pacientes en salud, yo creo que hemos hecho el trabajo, porque nadie va a dejar que ningún puertorriqueño muera, y si eso es así, yo soy el primero que voy a estar en Washington denunciando eso”.

Mientras, el secretario de Salud espera que para 2020 más personas que sean elegibles para el beneficio de salud público puedan acogerse, luego de que el MMIS termine de identificar quiénes son los que están recibiendo los servicios ilegalmente, y sobre más dinero. Esta cifra no estará disponible hasta 2020, cuando el sistema esté en completo funcionamiento, según manifestó. Actualmente, hay cerca de 1.6 millones de participantes del plan de salud del Estado. Este programa, que se supone hubiese sido implementado desde 2009 —como en otras jurisdicciones de Estados Unidos— le da fortaleza a la administración actual para cabildear, según Rodríguez.

“En 2016, sabíamos que uno de los problemas grandes que tenía Salud era que los federales habían identificado que Puerto Rico es la jurisdicción donde más fraude en Medicaid y Medicare hay en todo Estados Unidos. Aquí ronda en los 33 %, mientras que, en los demás estados y otros territorios, corre de 18 % a 20 %”, explicó el funcionario.

“Para calificar, la persona debe tener un ingreso anual de hasta $10,260. Al eliminar a las personas que no deben estar en la reforma, yo puedo aumentar el índice de ingreso anual de elegibilidad para poder calificar a más personas de las 400 a 500 mil personas que no pueden pagar un plan médico privado ni tener Mi Salud.

Loading...
Revisa el siguiente artículo