Crearán espacios para empoderar las comunidades durante emergencias

Para La Naturaleza propone construir sistemas de agua y energía solar en centros comunitarios de 30 sectores cercanos a áreas naturales, en aras de repensar cómo encarar una emergencia

Por Lyanne Meléndez García
Foto: Suministrada
Crearán espacios para empoderar las comunidades durante emergencias

Con el paso del huracán María por Puerto Rico, muchos barrios y sectores quedaron incomunicados debido a la devastación del fenómeno, que también dejó a su paso escasez de servicios básicos como agua y energía eléctrica en las comunidades.

En ese panorama, la organización Para La Naturaleza se propuso a idear un espacio de encuentro en las comunidades y empoderarlas de manera que ante una situación similar en el futuro estas puedan ser autosuficientes mientras llegan las ayudas y pasa el periodo crítico de emergencia, como lo que se vivió con el huracán que pasó por la isla siendo categoría cuatro el pasado 20 de septiembre.

Foto: Suministrada

El presidente de la entidad, Fernando Lloveras, indicó a Metro que uno de los planes que lleva a cabo Para La Naturaleza es construir sistemas de agua purificada y colocar placas de energía solar en los centros comunitarios de alrededor 30 comunidades cercanas a áreas naturales.

“Dentro del marco de repensar lo que sucedió, acercarnos más a las comunidades, mirar cómo podíamos asistir, pensamos en cuál sería el próximo paso para atender a estas comunidades”, detalló Lloveras, al destacar que fue así como entonces pensaron en incluir el promover el uso de paneles solares y sistemas de agua purificada e instalarlas en centros comunitarios como una aportación a largo plazo. Explicó que la iniciativa -aún bajo planificación- surge en buscar de “permitir que los residentes de las comunidades tengan una base de operación, cuenten con agua potable y lugar para preparar alimentos”.

Aunque no se quiso aventurar a dar nombres de las comunidades que serán beneficiadas, adelantó que serán en municipios que van desde Yabucoa, por el centro de la isla, hasta Manatí y Arecibo, similar a la trayectoria que llevó el huracán. Precisó que el proyecto está en una fase temprana por lo que tomará varios meses ya que se trata de un plan a largo plazo.

“Lo que queremos es algo que sea no tan solo una ayuda inmediata, sino algo permanente, duradero, ecoamigable y que sirva a las comunidades a ser más resilientes”, manifestó Lloveras en entrevista con Metro.

Actualmente están en proceso de visitar las comunidades, cuya idea es que sean cercanas a zonas naturales, e identificar los sistemas que utilizarán para recolectar el agua y purificarla, así como establecer la cantidad de agua para las familias.

Las construcciones en los centros comunitarios serán realizadas con parte de lo que recaude la organización en un Fondo Comunitario, con el cual también persiguen redoblar esfuerzos de reforestación y ayudar a los agricultores agroecológicos afectados por el huracán.  Los esfuerzos de reforestación van a la par con lograr la meta de alcanzar que el 33 % de los terrenos en la isla estén protegidos para el año 2033. Al momento solo hay un 16 % protegido.

Según Lloveras, la idea es que las 30 comunidades, o algunas más, que se beneficien del programa, estén ubicadas cerca de zonas naturales en busca de ayudar a esas áreas. “La idea es contar con unos lugares donde puedan encontrar los servicios más indispensables en caso de otras emergencias”, planteó el presidente de la organización.

Aquellos que estén interesados en colaborar con el Fondo Comunitario pueden acceder al portal o llamando al 787-722-5882.

Te recomendamos este vídeo:

Loading...
Revisa el siguiente artículo