Alumnos de UPR Bayamón toman clases en edificio con asbestos

Hay un área restringida a la comunidad universitaria

Por Víctor Torres Montalvo
Foto: Pantallazo
Alumnos de UPR Bayamón toman clases en edificio con asbestos

La Universidad de Puerto Rico (UPR) reinició clases en 10 de sus 11 recintos con bombos y platillos, pero aun quedan remanentes del desastre causado por el huracán María.

Entre ellos, estudiantes del recinto de Bayamón denunciaron hoy que se están impartiendo clases en un edificio de las instalaciones universitarias que está contaminado con asbestos.

De acuerdo con fotos suministradas a Metro, en el edificio de Biología —mejor conocido como Los 200— hay un área que está cerrada y tiene un aviso que lee como sigue: "Advertencia… Asbestos…. Peligro de cáncer y enfermedades pulmonares […] Se requieren respiradores y ropa protectora en esta área (sic)".

Aunque las imágenes no muestran alumnos dentro de la zona cerrada, sí se pueden ver profesores impartiendo clases al otro lado del pasillo.

El edificio sirve como salón de clases y área de laboratorios.

Según el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, en inglés), el asbesto es un tipo de mineral resistente a la degradación química y termal que —al trabajarse con él— se puede dividir en partículas microscópicas que son fácilmente inhaladas por los humanos. Al ser tóxico, puede provocar cáncer pulmonar, asbestosis y mesotelioma.

Miguel Vélez Rubio, rector de Bayamón, respondió que su administración tomó medidas para responder a los daños causados por el huracán María.

"Luego de realizarse una evaluación del área para cumplir con los estándares de salud y seguridad, se realizaron trabajos de remediación y mitigación. Se han tomado todas las medidas de seguridad requeridas por los especialistas a cargo del proyecto", dijo en declaraciones a este diario.

De igual manera, aseguró que "ningún miembro de la comunidad universitaria ha estado expuesto a asbesto durante este proceso".

Hoy Metro visitó los recintos de Río Piedras y Bayamón y fue testigo de salones con hongo y hedor a humedad, clases en estructuras con poca iluminación y hasta clases en pasillos, canchas y teatros.

Precisamente, el reclamo de muchos estudiantes era que los salones en el campus bayamonés quedaron bastante afectados.

Hasta hoy, los daños en todo el Sistema UPR sobrepasan los $100 millones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo