María cambia ambiente de docencia en la UPR

Estudiantes de algunos recintos universitarios de la Universidad del Estado, comenzaron clases ayer en salones con hongo, sin energía eléctrica y apestosos a humedad

Por Lyanne Meléndez García

A pesar de que anhelaban regresar a tomar clases y concluir sus semestres, los estudiantes de varios recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que reiniciaron ayer sus clases se toparon con más allá del calor y cambios de salón esperados tras afectarse con el huracán María.

Salones con hongo y hedor a humedad, clases en estructuras con poca iluminación y hasta clases en pasillos, canchas y teatros fue parte de lo que relataron a Metro diversos alumnos de los campus de Ríos Piedras y Bayamón, que junto al Recinto Universitario de Mayagüez retomaron ayer sus cursos tras más de 40 días de que el fenómeno atmosférico pasara por la isla y dejara serios daños que entre las 11 unidades se estiman deterioros ascendentes a $100 millones.

Si bien el recinto de Bayamón contaba con agua y luz, el principal reclamo de los alumnos era que muchos salones quedaron afectados. Peter Gastón, estudiante de Administración de Empresas, indicó que tomó su primera clase en el balcón del edificio donde ubicaba su antiguo salón. No obstante, aclaró que los profesores han considerado a los universitarios. “Ellos saben por lo que nosotros estamos pasando, porque ellos están pasando por lo mismo”, expresó Gastón, al señalar que muchos de los salones los han relocalizado.

Los estudiantes consultados por Metro relataron que han visto clases en pasillos, canchas, casas de remolques, teatros y en el vestíbulo de la biblioteca.

Por su parte, para Keysha Fuentes, estudiante de Química, el primer día de clases tras el huracán fue uno lleno de cambios, entre ellos, salones nuevos, olor a humedad en los salones, aires acondicionados dañados y la biblioteca tampoco funciona. Asimismo, no hay servicio de internet, ni funciona la plataforma de asignaciones del recinto lo que eleva la preocupación del estudiantado. Los salones de laboratorios de Química fueron relocalizados a laboratorios de Biología. La joven Ángela Meléndez, de Biología, sostuvo que aunque hay salones que emanaban a humedad, es un problema que estaba desde antes del huracán. Explicó además que del Consejo de Estudiantes solicitaron que se reporten los salones afectados y otras incidencias.

Por su parte, aunque el recinto de Río Piedras lucía bastante ordenado y recogido, en algunos edificios aún eran notables los daños que dejó el huracán con sus vientos categoría 4.

No obstante, los estudiantes que hablaron con Metro se mostraron complacidos con los cambios de salón, pues entienden que funciona como medida temporera.

Sarah Rodríguez, de Educación en Música, indicó que la única clase que había tomado hasta el momento fue en un salón que tenía luz, internet y para su sorpresa había aire. En cambio su amiga Ana Daza, de Administración de Empresas, dijo que no había luz en el salón donde tomó su clase, había poca iluminación y se habían caído paneles.

El Decanato de Río Piedras realizó una bienvenida titulada “UPR Abierta” donde los estudiantes recibieron artículos promocionales, refrigerios, un mapa y marcalibros.

El rector del recinto, Luis Ferrao Delgado, y el presidente Darrel Hillman dieron un recorrido por el campus y charlaron con los estudiantes. “Estamos muy complacidos por la asistencia que hemos visto de nuestros estudiantes. Comprendemos y reconocemos las situaciones extraordinarias que han pasado los estudiantes para estar aquí hoy, y nos enorgullece que hayan podido retomar su vida universitaria”, indicó el rector interino.

Inician orientaciones sobre residencias en Rio Piedras

Los 410 estudiantes que se hospedan en la residencia de Torre Norte, que sufrió serios daños con el huracán María, serán relocalizados.

Se confirmó que hoy iniciaron las orientaciones a los estudiantes para el proceso de relocalización en las viviendas alternas que ya están identificadas. En la orientación de hoy asistieron 146 estudiantes residente de dicha residencia estudiantil, del total de unas 410 camas que alberga dicha residencia.

“Se han identificado viviendas alternas en área circundantes que incluyen residencias, apartamento y hospedajes”, expresó Ferrao Delgado.

Mira las fotos de Dennis A. Jones:

Loading...
Revisa el siguiente artículo