La Isla menos Morovis, se queda sin el puente sobre el Río Grande

A eso se le suma las largas filas en las gasolineras que agravan la situación del tránsito

Por Inter News Services
La Isla menos Morovis, se queda sin el puente sobre el Río Grande

A 12 días del paso del huracán María, aún siguen incomunicados tres barrios del municipio de Morovis por el colapso del puente sobre el Río Grande de Morovis, con las consecuencias que ello acarrea en términos de logística de ayuda, se informó hoy.

“Pasto, Vaga y San Lorenzo son los tres barrios a los que solamente se puede llegar por Orocovis y con gran dificultad. Estamos hablando de miles de personas para quienes el huracán aún sigue azotándolos, porque son los barrios altos que tampoco tienen agua potable ni electricidad, como en tantos lugares de Puerto Rico”, indicó la alcaldesa Carmen Maldonado.

Señaló que está en espera de funcionarios de Fema, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército o el Departamento de Transportación y Obras Públicas para trazar un plan de acción.

“Sabemos que existen mecanismos para instalar puentes provisionales, tal como se ha hecho en otras jurisdicciones con situaciones similares”, aseguró.

Maldonado explicó que el viaje a estos barrios por Orocovis se complica aún más porque hay que transitar por una zona donde aún hay equipo pesado manejando los derrumbes y donde la Policía está desviando el tránsito por un camino vecinal.

A eso se le suma las largas filas en las gasolineras que agravan la situación del tránsito.

La Alcaldesa además presentó a la prensa varias fotos que evidencian el desastre causado por el huracán en dichos barrios altos de su municipio.

“Nuestra gente está haciendo fila en los manantiales y quebradas, tanto para buscar agua como para lavar ropa y sabemos que son dificultades que se están viviendo en todo el País. Pero en la medida en que se pueda dar prioridad a un puente provisional vamos a poder llevar ayuda de manera más efectiva. Por ejemplo, tenemos una iglesia que es centro de acopio del banco de alimentos de Puerto Rico y están listos para ofrecer ayuda, pero el acceso es limitadísimo. De igual manera, los abastos en los colmados de la zona ya se están terminando. Lo que estamos pidiendo, ya a modo de súplica, es que nos ayuden”, sostuvo.

La pasada semana se reportó que el único refugio que opera en Morovis, en la Escuela Josefa Guerrero del Río, no estaba en la lista oficial del Departamento de la Vivienda.

“Yo estuve personalmente en el Centro de Operaciones de Emergencia que el gobierno estatal abrió en Miramar y cuando personal de la agencia me entrega su lista oficial, veo que nuestro refugio ni siquiera estaba en la lista. Imagínense el status de las ayudas que requieren estos cientos de ciudadanos de todas las edades”, aseveró en declaraciones escritas.

Para poder tener acceso al almacén de alimentos de dicha escuela, se requirió la presencia de la Policía Estatal para que supervisara la rotura de los candados para acceder a los alimentos y preparar los mismos para los refugiados.

“Entendemos que se está trabajando para paliar los estragos de este Huracán que asoló a todo el País, pero la burocracia nos está ahogando. Cada día que pasa, las cosas se ponen peor porque no estamos viendo resultados con la celeridad que amerita. Este es un reclamo que estamos haciendo los alcaldes de ambos partidos y de todas las regiones de Puerto Rico. Claro, algunos hacemos la denuncia pública y responsablemente, aunque otros lo hablen por lo bajo o en las reuniones a las que nos han citado, pero esta realidad la está sufriendo la gente”, dijo.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo