Asoma revisión a salarios en Guaynabo bajo nuevo alcalde

Los tres aspirantes a la alcaldía guaynabeña dijeron que los salarios del personal de confianza se ajustarán

Por Aiola Virella

Los tres candidatos a la alcaldía de Guaynabo afirmaron que revisarían las escalas salariales de directores de departamentos y empleados de confianza en el municipio que aspiran dirigir.

La nómina de un grupo de directivos en Guaynabo ronda los $3 millones. Muchos de ellos ganan más que los secretarios en el Gobierno central.

El exrepresentante Ángel Pérez aseguró que, de resultar electo, revisará la estructura administrativa y de compensación de los directivos para que se ajuste a las nuevas realidades fiscales del ayuntamiento y de Puerto Rico. De hecho, el aspirante primarista señaló que tiene información en el sentido de que los estimados de recaudos municipales no se alcanzaron, por lo que hacen malabares para cuadrar el presupuesto.

“No solo lo de los subsidios (del Gobierno central a los municipios), está lo de la Autoridad de Energía Eléctrica, entre otras cosas y entre otras partidas que hay dentro del municipio que aparentemente los estimados de ingresos no han llegado, no se han cumplido dichos estimados”, dijo el contador público autorizado en entrevista telefónica con Metro.

Sobre la nómina del personal de confianza en Guaynabo, Pérez dijo que, aunque siempre se ha hablado de que los salarios de los directivos en el municipio son altos, le sorprendió ver el detalle. “Es algo que yo estaré mirando una vez jure como alcalde. Aunque uno tiene que buscar contratar y rodearse del mejor talento posible, también uno tiene que tener mucho cuidado y tomar en cuenta la situación fiscal del municipio y del país. Es algo que vamos a estar mirando muy de cerca en cuanto a lo que son los sueldos y beneficios que se puedan estar otorgando a los directores. También tenemos que buscarle justicia al resto de los empleados”, dijo Pérez.

Ante el nuevo panorama fiscal, Pérez sostuvo que es vital que los guaynabeños seleccionen un buen administrador que pueda continuar la obra municipal bajo un escenario presupuestario diferente, al tiempo que se fortalecen otros programas. “Ahí es que yo pongo mi carta de presentación como auditor de la Oficina del Contralor y como director de presupuesto del municipio por varios años”, dijo el exlegislador. “Cuando usted era director de presupuesto, ¿se estilaban esos salarios?”, cuestionó Metro. A lo que respondió: “No, bendito, para nada”.

Mientras, Soto expuso en declaraciones escritas que “definitivamente revisaría las escalas salariales de los puestos de confianza, más cuando los municipios serán una de las áreas afectadas por la situación económica actual”. Para el actual presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, hay que ser “juiciosos” con la utilización de fondos públicos ante los retos económicos que atraviesa Puerto Rico.

Por su parte, el senador Carmelo Ríos no estuvo disponible para hablar con Metro. A través de su portavoz de prensa indicó que se encontraba “cumpliendo compromisos de agenda”. Sin embargo, habló con Noticentro, donde dijo que revisaría los salarios de empleados de confianza. “Voy a mirar los salarios”, dijo Ríos, quien agregó que ya venía evaluando la situación antes de la publicación del reportaje. “Yo lo venía anunciando. Yo venía analizando”, dijo a preguntas del telenoticiario. Indicó que el periodo de ajustes debe aplicar a todos, aunque destacó que en Guaynabo no hay déficit “ni lo habrá” de él ser el ganador en las primarias.

Por segundo día consecutivo, el Municipio de Guaynabo no respondió la petición de información o reacción por parte de Metro.

Para el presidente del Comité Municipal del Partido Popular Democrático (PPD) en Guaynabo, Richie Vicens Salgado, el cuadro llega a rayar en “corrupción”, pues se trata de “aprovecharse de las posiciones de poder en el gobierno para enriquecerse. Lo que pasa en Guaynabo es la perversión del servicio público”.

Vicens Salgado apuntó a que los platos rotos los pagarán los empleados municipales por la reducción en sus bonos y beneficios adquiridos. “Al pueblo de Guaynabo mi exhortación es que soliciten que se abran los libros del municipio y que se sepa toda la verdad. La democracia no puede ser un ejercicio de cada cuatro años”, concluyó el excandidato a la alcaldía guaynabeña por el PPD.

Loading...
Revisa el siguiente artículo