Vuelven a encenderse las luces de Pulse

[Imágenes exclusivas] Metro tuvo acceso a una ceremonia privada en el patio de la discoteca Pulse, donde familiares le rindieron honor a las 49 víctimas fatales del ataque en la discoteca

Por David Cordero

Nota del editor: Esta es la segunda entrega de una serie especial, a un año del ataque terrorista y de odio en la discoteca Pulse en Orlando, Florida. 

Orlando, Florida – Exactamente un año después del ataque terrorista en Pulse, en donde 49 personas perdieron la vida, las luces de la discoteca se encendieron nuevamente esta madrugada para una ceremonia privada en tributo a las víctimas y sobrevivientes.

Familiares de los fallecidos se dieron cita en el lugar que estuvieron por última vez sus seres amados. Se trató de la primera vez después de los hechos que la discoteca abre sus portones que fueron instalados poco después del ataque. Para muchos de los familiares, era también la primera vez que enfrentaban tan de cerca al lugar en el que murieron sus seres amados.

“No estamos preparados, pero tenemos que hacerlo”, apuntó Carlos Sanfeliz, el papá de Christopher Joseph Sanfeliz, una de las 49 víctimas.

“Estamos aquí para apoyar a mi hijo y todas las demás víctimas. Tenemos que estar unidos, demostrarle al mundo que todos unidos sí podemos, que el amor vence todo, por eso estamos aquí”, apuntó María, la madre de Christopher. Al igual que el resto de las familias, el 12 de junio de 2016 marcó para siempre sus vidas.

“Un día muy especial, muy emotivo, muy triste para todos, porque perdimos a estas víctimas. Mi hijo nunca más va a estar a mi lado, nunca más va a poder celebrar navidades, ni un cumpleaños de él, ni un día de madre, ni un día de padre, nada, es muy duro, extremadamente duro para toda la familia”, expresó María.

Christopher tenía 24 años al momento de su muerte. Su rostro es parte del mural que fue inaugurado esta madrugada frente a Pulse, en honor a las víctimas. Allí, los padres del joven fallecido plasmaron sus huellas, acompañando el corazón y el rostro de su hijo en el mural.

“Era una persona alegra, maravillosa, un hijo excepcional, un hermano el mejor de los hermanos, una persona increíble, pero desgraciadamente no lo tenemos”, lamentó María.

En la ceremonia privada las emociones y sentimientos estaban a flor de piel. Esta madrugada, sólo la puerta de la discoteca –que se mantuvo cerrada–, separaba a los familiares de las víctimas del lugar exacto en donde cada uno de sus seres amados perdió la vida la madrugada del 12 de junio de 2016.

En un momento solemne, en la hora precisa en que se registró el ataque hace exactamente un año atrás, se leyeron los nombres de las 49 víctimas fatales del ataque.

“Estamos convencidos desde que juntos somos más fuertes. Estamos hoy aquí en nombre del amor”, afirmó Bárbara Poma, la dueña de Pulse, quien esta madrugada compartió con los familiares de las víctimas en la ceremonia privada.

 

Vea también:

Ataque en Pulse: las familias un año después

Loading...
Revisa el siguiente artículo