Ricardo Rosselló: "Nosotros asumiremos control" de la UPR

El secretario de Asuntos Públicos dio luz verde a la Junta de Gobierno de la UPR a realizar nuevos nombramientos en propiedad, pero el gobernador de Puerto Rico aseguró que el gobierno asumirá control de la institución

Por David Cordero
Ricardo Rosselló:

Ante la renuncia en masa de la presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y nueve rectores del sistema universitario, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, aseguró esta tarde que el gobierno asumirá el control de la institución.

“Mi administración ahora, siempre respetando la autonomía universitaria –creo que he sido uno de los pocos gobernadores que han hecho eso–, ante lo que aparenta ser un continuo abandono de estas posiciones, pues tomaremos acción porque no yo no voy a abandonar a Puerto Rico y yo no voy a abandonar a la UPR”, afirmó el gobernador.

“Por supuesto, ante los retos nosotros asumiremos control y estaremos trabajando”, añadió Rosselló, según Foro Noticioso. Las declaraciones surgen en respuesta a rumores de que en las próximas horas al menos dos miembros de la Junta de Gobierno de la UPR podrían también renunciar a sus cargos.

“Ha quedado demostrado que yo respeté y he respetado la autonomía universitaria, que una decisión de mi administración fue dejar que la Junta permaneciera y ejerciera su poder ministerial. Ciertamente vemos que ante el tiempo que se acerca para someter un plan fiscal con los retos que eso conlleva y ante una huelga, pues aquellos que profesaban amar la Universidad, la abandonaron de manera orquestada, de manera irresponsable y han dejado ese problema allí”, sentenció Rosselló.

“Es bien importante que el pueblo de Puerto Rico vea y que queden retratados aquellas personas que tanto tiempo hablaron de trabajar por una Universidad y cuando llegó el momento de verdaderamente trabajar, de tener resultados, de establecer un plan fiscal, se fueron corriendo”, afirmó el gobernador.

 

¿Qué fue lo que sucedió?

Celeste Freytes González, presidenta interina de la UPR, renunció ayer en medio de tensiones en el primer centro docente del país por la crítica situación fiscal que requiere un recorte de $300 millones en dos años por petición de la Junta de Supervisión Fiscal. Nueve de los once rectores del sistema también renunciaron, además de la vicepresidenta de Asuntos Estudiantiles de la institución, Margarita Villamil Torres.

En declaraciones escritas, los rectores expresaron ayer que “la Presidenta de la Universidad, después de celebrar infinidad de reuniones con representantes de los distintos sectores docentes, no docentes y estudiantiles, ha hecho un gran esfuerzo para identificar áreas orientadas a reestructurar operaciones e identificar fuentes de ingreso de cara al futuro. El resultado es claro: no se puede alcanzar la cifra requerida cortando el 36% de la asignación actual”.

“Cada reducción afecta de manera distinta a un sistema universitario heterogéneo donde los ocho años previos de ajustes han debilitado significativamente su operación. El descalabro institucional es previsible y las consecuencias sobre todos los sectores de la comunidad universitaria no se pueden calibrar. Tratar de trastocar el presupuesto del sistema universitario público en un plazo menor de un mes es un ejercicio en futilidad. Insistir en ello es comprometer un personal que no solamente ha rendido servicios de calidad al país, sino que ha cumplido con su responsabilidad contributiva año tras año, y a unos estudiantes que cuentan con unos ingresos limitados para mantenerse”, enfatizaron los académicos. 

¿Qué había dicho más temprano el secretario de Asuntos Públicos?

Las declaraciones emitidas hoy por el gobernador, contradicen las expresiones en horas más tempranas de la tarde emitió el secretario de Política Pública y Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés.

“No va a haber otra solución”, afirmó Rosario, al tiempo que aseguró que el Gobierno del país no tiene otro plan que no sea hacer un llamado a la Junta de Gobierno de la UPR a continuar con los procesos de nombramientos en los puestos que quedaron vacantes y cumplir con el pedido de un plan de reestructuración fiscal para la institución académica del país.

El Gobierno le había pedido a la UPR que entregara el borrador de dicho plan el 15 de febrero, con el fin de que ese borrador formara parte del plan que debe entregar el Gobierno a la Junta de Control Fiscal el 28 de febrero, respecto al Fondo General.

Rosario catalogó la acción de Freytes y los rectores como “un acto cobarde, negligente, atroz, jugando con la autonomía de la UPR”.

El secretario hizo un llamado a la Junta de Gobierno de la Universidad a “evitar que la Junta de Supervisión Fiscal tome las riendas de la Universidad del Estado”.

Sobre las cinco vacantes en la Junta de Gobierno de la Universidad, Rosario dijo que el gobernador Ricardo Rosselló no tenía una lista de candidatos ni estaría haciendo los nombramientos como parte de una solución a la situación suscitada anoche, lo que calificó como una acción de respeto a la “autonomía universitaria”.

“Pro primera vez se les deja a los nombrados asumir la responsabilidad y le dan la espalda a la autonomía de la UPR”, expresó. El secretario tampoco descartó que el gobernador nombre los cinco miembros vacantes, aunque no especificó fecha.

 

Vea también: Sin “plan b” el gobierno ante crisis en la UPR

Loading...
Revisa el siguiente artículo