Tragedias con menores que tocaron a los boricuas

Desde el año 2000 hasta la actualidad, se han reportado varios hechos violentos con menores de edad.

Por Harry Rodríguez Caraballo

Luego de que la Policía confirmara la muerte de un hombre y sus tres hijos en la urbanización Jacaranda en Ponce, llegan a la memoria de los puertorriqueños varios hechos trágicos en los últimos años en el país con menores de edad.

En noviembre de 2004, un sujeto de 48 años degolló a su madre, de 84 años, su esposa, de 37, y su hijo de 14 años y luego se ahorcó con un pedazo de soga. Los hechos ocurrieron en la urbanización Bayamón Cardens de ese municipio.

En la sala de la residencia, la Policía halló una pequeña nota que leía: “No conseguí mi acta de nacimiento, aquí están mis datos”.

Mientras, en julio de 2011, Pedro Montañez Martínez, de 30 años, colgó a su hija, de 4 años, de una soga en árbol ubicado en una casa del barrio Quebrada Arenas en San Lorenzo. Este se privó de la vida de la misma forma al lado de la pequeña.

Según se supo en aquel momento, el hombre actuó en represalia por un supuesto incidente de violencia doméstica.

El día de la tragedia, Montañez Martínez tenía que comparecer a la División de Violencia Doméstica de Caguas por una alegada discusión que tuvo con su pareja días antes de tomar la fatal decisión.

Por otro lado, a finales de julio de 2013, otro hombre asesinó de un disparo a su bebé y luego se suicidó de la misma manera en una de las habitaciones de la residencia. Los hechos ocurrieron en Barrio Obrero, Santurce.

Manuel Pimentel le envió un mensaje a la madre de la menor, el cual decía que había asesinado a la menor. Esta acudió a la Uniformada de Humacao para notificar lo sucedido y al llegar las autoridades al lugar donde estaba el hombre escucharon un disparo.

La bebé fue hallada con una almohada sobre la cabeza, por lo cual se presume que Pimentel uso la misma como silenciador para quitarle la vida.

Este dejó una nota suicida en la que pedía perdón por los sangrientos hechos. La misma fue encontrada en una libreta en la cama donde estaban los cadáveres. La pareja llevaba seis meses separada antes de los crímenes.

Otros recordados espeluznantes casos se registraron en Patillas, Lares y Utuado. En el mencionado primer pueblo para el 2007, un hombre de 44 años degolló a sus hijas de 14 y 12 años para vengarse de su esposa y  luego se mató. Mientras, en Lares para la Navidad de 2003, una pareja incendió su casa con sus tres hijos en su interior. Los cuerpos de los menores fueron encontrados abrazados y ambos padres cumplen actualmente condena por estos horribles hechos. En Utuado para el año 2000, Héctor Mercado Cedeño, conocido como el “Monstruo de Utuado”, mató a acuchilladas a su esposa y sus tres hijos de entre 1 a 10 años. Mercado Cedeño fue asesinado en la cárcel.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo