Galletas Rovira: un producto noble hecho en Puerto Rico

La empresa puertorriqueña Rovira Biscuit Corporation presentó a Metro el cuidadoso proceso de elaboración de las galletas export sodas, sinónimo de sabor y frescura

Por Lynet Santiago Túa

Cuando pensamos en galletas export sodas, viene a la mente Rovira, una tradición  boricua que, por más de 90 años, nos ha brindado la oportunidad de llevar las sabrosas galletas tostaditas a nuestras mesas.

Lo que quizás muchos desconozcan es el cuidadoso proceso de elaboración de las galletas, confeccionadas por manos puertorriqueñas.

Con un avanzado equipo tecnológico y una plantilla de más de 298 empleados, manejan 200,000 mil libras de harina diariamente, para la manufactura de las galletas y otros productos que elaboran en su planta establecida en el Parque Industrial Mercedita en Ponce.

El principal ejecutivo del grupo de empresas Rovira, Carlos Rovira —que dio un recorrido a Metro por las modernas instalaciones— explicó que la planta de manufactura se divide entre el área de mezclado, la de fabricación, la de horneo y la de empaque.

“La maquinaria que utilizamos es lo último en tecnología para hacer galletas de soda, tipo crackers, fermentadas naturalmente o biológicamente. Esto quiere decir que no se utilizan químicos para acelerar la fermentación”, destacó Rovira, miembro de la cuarta generación de la familia ponceña.

Como parte del proceso de fermentación, se le añade bicarbonato de soda para que la masa no se sobrefermente. La fermentación es sumamente importante porque tiene un efecto trascendental en la frescura y el sabor del producto. Este proceso dura 24 horas.

Tras la preparación de ingredientes y dosificación, se produce el mezclado y el amasado.

El ejecutivo explicó que, una vez se fermenta, se le añade un poco más de harina y bicarbonato para detener el proceso de fermentación.

Posteriormente, después del mezclado, la masa que se obtiene pasa a la tolva formadora de masa, que la corta en trozos relativamente iguales, adecuados para pasar por un detector de metales. Mediante una lona alimentadora o transportadora, la masa llega hasta el dispositivo. Si este detecta alguna impureza metálica, la masa se descarta inmediatamente.

Si, por el contrario, no se detecta ninguna impureza, la masa continúa avanzando por la lona transportadora hasta la tolva de alimentación.

En esta tolva pasa por unos rodillos dentados, que son los formadores de la masa.

Después, la masa vuelve a caer en las lonas transportadoras, que la llevan al laminador, o sheeter, que forma varias capas o láminas y produce lo que se conoce como el hojaldre de la masa.

Luego, la masa pasa por los rodillos de calibración, donde se controla el espesor que da forma a la galleta hasta conseguir el espesor adecuado para cortar.

Las láminas ya cortadas siguen avanzando en la línea transportadora hasta llegar al horno.

Las galletas se hornean entre 400 y 500 grados Fahrenheit, dependiendo del producto, del espesor del producto y de la velocidad de horneo.

Después del horneo, pasan a las cintas de enfriamiento, donde se alinean perfectamente para ser envasadas según los diferentes tipos de envases.

En el caso de las export sodas de Rovira, estas se envasan en latas de aluminio, en envases de plásticos y en foil de aluminio flexible para empacarlas en cajas. Cada lata debe contener entre 100 y 110 galletas.

Nuevos productos

En los esfuerzos de innovación fundamentados en los gustos y preferencias de los consumidores, la empresa lanzó dos nuevos productos: las galletas horneadas y crujientes Rovira Crispies Baked Snack Crackers, disponibles en cuatro sabores (original, light, cheese y butter); y las Rovira Export Sodas Honey and Oats, las primeras galletas export sodas elaboradas con la combinación perfecta de avena y miel, sin colesterol ni grasas trans.

Datos curiosos
• El 60 % del volumen de manufactura se exporta, principalmente, al este de Estados Unidos.

• El 42 %  de las personas que compran galletas export sodas en Puerto Rico compran la marca Rovira.

• El consumo principal del producto es para el desayuno y la merienda.

• El acompañamiento principal es mantequilla, y el segundo, queso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo