Opinión: Almacenaje de agua

Lea la opinión del consultor y profesor Ángel Crespo

Por Ángel Crespo

La temporada de huracanes 2017 definitivamente rompió todos los récords conocidos por expertos y la ciudadanía en general. Recientemente, FEMA publicó su informe como parte de la documentación y el estudio sobre la temporada 2017.

Te podrían interesar:

Luego del paso de los huracanes Irma y María sobre nuestra región el 7 y el 20 de septiembre de 2017, respectivamente, son múltiples las lecciones aprendidas. A las autoridades, así como a todos los respondedores de emergencias y a los profesionales en el campo de manejo de emergencias y la administración de desastres, nos ha quedado claro que el Plan de Emergencias Doméstico/Familiar es el plan más importante que debemos tener presente. Todo jefe de familia y dueño de hogar pudo palpar los efectos y la devastación de estos fenómenos como nunca antes lo habíamos presenciado en el Puerto Rico moderno. Por lo tanto, los efectos y resultados deben ser nuestro punto de partida para reenfocarnos en esta nueva temporada.

Una de las necesidades y aspectos fundamentales en nuestra vida es el consumo de agua. El almacenaje de agua se puede llevar a cabo de manera económica y accesible. Muchas alternativas en el mercado nos pueden ayudar a alcanzar la nueva recomendación de, al menos, un galón de agua por cada miembro de la familia por, al menos, diez días. En otras palabras, debemos contar con 20 galones si en nuestro hogar residen dos personas, y con 30 galones si viven tres, y así en adelante.

Los embases adecuados son los embases en materiales de polietilenos de alta densidad (HDPE por sus siglas en inglés). En arroz y habichuelas, estos son los candungos azules medio traslúcidos con capacidad para cinco galones que vemos en sistemas para enfriar y servir agua. Ojo al usar embases de jugos como reciclaje. Estos deben estar bien limpios y esterilizados. El agua, para que dure almacenada, debe guardarse en gabinetes o lugares oscuros, donde la luz solar no penetre de manera directa.

Si compra agua embotellada, esta viene filtrada y purificada, lo que la hace buena para el consumo humano. También debe almacenarse en lugares oscuros donde la luz solar no penetre de manera directa. Si usted consume su agua luego de un desastre, puede tener como parte de su kit de supervivencia productos para potabilizar el agua. De estos existen muchas alternativas en el mercado. Sin embargo la opción de hervir el agua sigue siendo una de las mas accesibles y efectivas.

Recuerde que puede seguirme para mantenerse orientado desde esta sección, “Pa’ estar seguro con Crespo” y “Pa’ dónde voy, P. R.” Lo invito a que me acompañe en METRO a través de todas sus plataformas con mis cápsulas informativas y columnas de opinión.

Loading...
Revisa el siguiente artículo