Medicina deportiva para prevenir las lesiones

Es natural acudir a un fisiatra o a un especialista en medicina deportiva cuando sufrimos alguna lesión del sistema musculoesquelético, aunque lo idóneo es acudir antes del accidente

Por David Cordero Mercado

Luego de sufrir una lesión o rotura de alguna parte del sistema musculoesquelético es normal acudir a un especialista que determine la gravedad de la situación y el tratamiento a seguir. Sin embargo, muchas de estas lesiones son totalmente prevenibles. 

“Los pacientes no consultan a su médico antes de comenzar a hacer ejercicio, desafortunadamente se lastiman y ahí entonces vienen. O sea que, aunque regularmente el paciente viene después de una lesión, lo recomendable es que venga antes, para prevenir”, explicó Ricardo Riefkohl, FAAMPR fisiatra y board certified en medicina deportiva del Ashford Presbyterian Community Hospital (El Presby). “Lo que queremos es que el atleta se beneficie del disfrute de la actividad deportiva, pero previniendo una lesión”.

La medicina deportiva, explicó Riefkohl, es la medicina tradicional, pero dirigida a la actividad física. “No solamente tenemos que pensar en atletas de alto rendimiento que salen en la televisión o en el periódico. Para nosotros, toda persona que haga actividad física, ya sea en el fin de semana o un ratito en la semana, para nosotros es un atleta”, apuntó el fisiatra.

“Puedo decir que es fundamental (la medicina deportiva), te enseña que tienes que cuidar tu cuerpo”, afirmó Bryan Marcón Mercado, quien sufrió una lesión de rodilla.

Riefkohl explicó que las lesiones más comunes de este tipo son en rodillas y tobillos, al hablar de la extremidad inferior; y hombros y mano son las más comunes en la extremidad superior.

“Hay un sinnúmero de lesiones o lastimaduras que pueden ocurrir en estas distintas articulaciones, todo va a depender del deporte o la actividad física que esté llevando a cabo el atleta”, indicó.

Ernesto Palacios muestra alguno de los ejercicios que realizó, como parte de su proceso de rehabilitación, junto al doctor Riefkohl en el Presby. / Foto: David Cordero Mercado Ernesto Palacios muestra alguno de los ejercicios que realizó, como parte de su proceso de rehabilitación, junto al doctor Riefkohl en el Presby. / Foto: David Cordero Mercado

Ernesto Palacios es uno de los atletas que hasta muy recientemente recibió terapias en la Unidad de Medicina Deportiva en el hospital Presbiteriano, que cuenta con equipo de medicina física y rehabilitación, así como el área del gimnasio, conocido como el Presby Wellness & Fitness Center. 

“Mi vida deportiva había sido de los más regular, no fue a nivel elite. Era más bien amateur. Practico balompié y natación; lo hacía de forma recreativa”, expresó Palacios, de 31 años. Aunque solía jugar con regularidad, en enero de este año, sufrió una lesión que no le ha permitido regresar al campo.

“Estoy corriendo en búsqueda de la persona que tiene el balón del equipo contrario, él empieza en carrera hacia mí, y yo voy trotando hacia él y en el momento de desaceleración cojo un pequeño desbalance en el terreno, y en la transferencia de peso de una pierna a la otra, se me queda la pierna izquierda estirada, no puedo salir de la posición y sufro lo que se llama una hiperextensión de rodilla, que es que la rodilla se va hacia atrás y la pierna quedó estirada”, relató el joven.

Luego de una intervención quirúrgica, Palacios —instructor de natación y coach de futbol— completó alrededor de 15 terapias de medicina deportiva que han sido esenciales en su recuperación.

Bryan Marcón Mercado en el Presby Wellness & Fitness Center. / Foto: David Cordero Mercado Bryan Marcón Mercado en el Presby Wellness & Fitness Center. / Foto: David Cordero Mercado

Otro de los pacientes de medicina deportiva del Presby es Bryan Marcón Mercado, un ávido del deporte que creció jugando pelota y practicando la natación. En su caso sufrió una lesión también en la rodilla, pero mientras jugaba baloncesto, un deporte que no solía practicar.

“Agarro el rebote, tenía la pierna derecha arriba y tenía la espalda inclinada hacia atrás, o sea que ya tenía una leve inclinación, lo que quiere decir que todo mi peso iba a caer sobre mi pierna izquierda y así mismo pasó”, relató Marcón, de 24 años, próximo a graduarse como maestro de Educación Física Adaptada. El joven hizo hincapié en que, sin la medicina deportiva y las terapias recibidas, no habría logrado el nivel de rehabilitación que lleva hasta el momento.

Palabra clave para cualquier atleta

Cuando un atleta –entiéndase profesional o persona que realiza una actividad física– sufre una lesión, no siempre recibe atención inmediata de un especialista. Por eso, el doctor Riefkohl compartió algunos consejos que una persona lesionada puede comenzar a aplicar antes de ser atendido por un fisiatra.   

“Cada vez que un atleta tenga una lesión aguda, debe recordar las palabras importantes: protección, descanso, utilización del hielo en la lesión, utilización de la comprensión y la elevación”, puntualizó el fisiatra. En inglés, todas se agrupan en la palabra PRICE, que funciona como siglas de protection, rest, ice, compression, elevation.

Loading...
Revisa el siguiente artículo