Innovador hallazgo científico contra el dengue

Una nueva estrategia para destruir la formación de RNA no codificantes de virus como el dengue, promete ayudar en el desarrollo de nuevas y mejores vacunas

Por David Cordero Mercado

Un nuevo hallazgo científico podría ser un importante eslabón en la lucha mundial contra la transmisión y efectos del virus del dengue. Así lo documenta una investigación dirigida por el doctor Mariano García Blanco, científico puertorriqueño que dirige el Departamento de Bioquímica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas en Galveston.

“En la batalla continua entre el virus del dengue y su hospedero, hay unas proteínas que reconocen RNA que juegan un papel muy importante. A través del estudio del dengue y de otros tipos de virus que están relacionados, hemos descubierto cómo un RNA viral no codificante lucha contra los hospederos humanos y los mosquitos, determinando la transmisión, la patogénesis y el potencial epidémico del virus”, expresó el doctor García Blanco.

“Es muy importante para poder ayudar a la ciudadanía el poder entender bien estas enfermedades; los conocimientos básicos son muy importantes”, afirmó el doctor Mariano García Blanco, científico puertorriqueño.

Actualmente, el dengue se considera un problema de salud mundial y una condición endémica en Puerto Rico.

“La importancia médica de comprender los detalles de esta batalla entre el virus y sus hospederos se destaca por el hecho de que la vacuna contra el dengue más prometedora utiliza el virus del dengue atenuado en ensayos clínicos, debido a que el RNA no codificante antiinmune no se expresa de manera eficiente”, añadió el experto, quien presentará sus hallazgos en la 58.a Conferencia Anual en honor al Dr. Bailey K. Ashford, este jueves en el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico.

García Blanco se refiere a la vacuna que desarrollan científicos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), que busca proteger a las personas contra los con cuatro serotipos del virus del dengue.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es una infección viral transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes aegypti. El dengue se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta.

García Blanco explicó a Metro que, si bien el material genético de los humanos es el ADN, “en la evolución de los seres vivos el primer material genético fue un material que se llamó RNA y ese es el material que muchos virus todavía usan como su genoma: el virus de la influenza, ébola, dengue y todos los virus de la clase flavivirus”.

No obstante, el organismo humano también produce RNA en sus células, aunque no llevan la carga génetica como la herencia, que sí está presente en el DNA, explicó el doctor.

La diferencia entre un RNA codificante y no codificante

De acuerdo con el científico boricua, durante décadas se pensó en el campo de la ciencia que el RNA no codificante no tenía ninguna función importante. Sin embargo, en los últimos años, esa percepción ha comenzado a cambiar, con resultados de investigaciones como los que presentará en su conferencia en el Recinto de Ciencias Médicas.

“Para nosotros lo importante es que, en el futuro, según aparezcan nuevo de tipos de virus de esta familia, se podría utilizar la misma estrategia, que destruye la formación de este pequeño RNA”, afirmó García Blanco.

Los RNA codificantes son los que se conocen como mensajeros. “Eso quiere decir que ese mensajero codifica para la producción de una proteína; hay una maquinaria en la célula que reconoce ese mensajero, y usando esa información, producen una proteína (viral en el caso de los virus)”, explicó. Los RNA no codificantes no producen ninguna proteína y son el producto final, pero eso no significa que no tengan ninguna función.

Aunque cada virus tiene sus particularidades, dado que todos los virus de la clase flavivirus utilizan una versión del mismo RNA no codificante, los hallazgos de la investigación permitirán desarrollar más estrategias contra estas enfermedades.

“Para nosotros lo importante es que, en el futuro, según aparezcan nuevo de tipos de virus de esta familia, se podría utilizar la misma estrategia, que destruye la formación de este pequeño RNA”, afirmó García Blanco.

"Una de las formas de tener una buena vacuna es tener un virus que es menos patogénico; te puede invadir, te da tal vez un poquito de fiebre, pero el cuerpo reacciona y entonces estás protegido contra la infección del virus ya más fuerte. Lo que hicieron en el NIH es que ellos (los científicos) utilizaron una serie de cambios en el virus y todos estos cambios afectan este RNA no codificante. Ellos no sabían el por qué cuando hicieron eso”, explicó el científico boricua.

Según la OMS, en las últimas décadas ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo. El número real de casos de dengue está insuficientemente notificado, y muchos casos están mal clasificados. Según una estimación reciente, se producen 390 millones de infecciones por dengue cada año, de los cuales 96 millones, en promedio, se manifiestan clínicamente (cualquiera que sea la gravedad de la enfermedad). En otro estudio sobre la prevalencia del dengue se estima que 3,900 millones de personas, de 128 países, están en riesgo de infección por los virus del dengue.

La conferencia magistral se llevará a cabo a las 10:30 de la mañana en el anfiteatro Jaime Benítez del RCM.

Vea también:

Loading...
Revisa el siguiente artículo