Se congeló y perdió tres dedos: ahora un bar los usa como “hielo” de sus tragos

¿Un whisky con dedos?

Por Nathaly Lepe

Hay personas que son adictas a realizar actividades deportivas extremas, sin importar sus consecuencias, aunque eso signifique perder alguna parte de su cuerpo.

Uno de ellos es Nick Griffiths, un ex militar inglés de 46 años, quien decidió correr el Yukon Artic Ultra, una carrera de más de 160 kilómetros por la Antártica.

El resultado de la extenuante y difícil carrera fue la pérdida de tres dedos de uno de sus pies, debido al frío.

Sin embargo, pese a la negativa noticia y gracias a la enfermera que lo atendió en el hospital de Canadá donde llegó tras la carrera, encontró una nueva “vida” para sus dedos.

Si, porque el hombre donó los dedos congelados al bar del Dowtown Hotel en Dawson, conocido pos sus cócteles “Surtoe”, que no es otra cosa que un destilado con los dedos congelados flotando dentro.

Los clientes del local aman este trago que tiene una sola regla al momento de pedirlo: “puedes beber rápido o lento, pero tus labios deben tocar el dedo”.

Griffiths amó la iniciativa y pidió a los médicos que lo trataron –según reproduce New York Post– que le entregaran sus dedos en una solución que los preservara y así donarlos al bar.

Y aunque es más que extraño, al menos 100 mil personas han tomado el tradicional trago de dedo de pie y más de diez personas han donado sus dedos para que puedan prepararlo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo