Una niña de 12 años es la nueva revelación de la serie 'Stranger Things'

Priah Ferguson de 12 años le ha dado un toque de picardía a la serie

Por AP

Una de las grandes revelaciones de “Stranger Things” de Netflix es una actriz que quiere interpretar más papeles de acción e incursionar incluso detrás de las cámaras. Pero primero debe cursar el 7mo grado de la escuela.

Priah Ferguson, de 12 años, le ha dado a la tercera temporada de la serie ochentosa de ciencia ficción una sacudida de picardía.

Priah da vida a Erica, la hermanita de Lucas (Caleb McLaughlin) obsesionada con Mi Pequeño Pony que le roba los muñecos de He-Man e intercepta sus comunicaciones por walkie-talkie.

"Ella es una persona muy segura y yo soy muy segura", dijo Priah. "Ella es una líder, yo soy una líder, así que tenemos muchas similitudes".

La actriz, que ha tenido papeles menores en "Atlanta" y "Mercy Street", tuvo momentos pequeños en la segunda temporada de "Stranger Things" pero entró a la nueva con una secuencia de acción y lemas como "No puedes deletrear América sin Erica" o "Sólo los hechos".

Como parte de la trama, acepta ponerse un casco con linternas y atravesar un ducto de ventilación del centro comercial Starcourt Mall para averiguar qué esconde un grupo secreto de rusos. Todo esto a cambio de "Helado. Gratis. De por vida".

"Tuve que hacer una pequeña escena peligrosa, así que estaba como 'guao, esto es algo que siempre he querido hacer’. Fue genial", dijo.

Su Erica tiene las agallas para responder gritando a un walkie-talkie: "¿Código rojo? Tengo un código para ti en vez. Se llama el código cállate la boca". Erica no tolerará a los cerebritos, pero ella misma tiene algo de nerd.

"Es una nerd anti-nerd", dijo la actriz de su personaje. "Mucha gente tiene algo de nerd. Yo tengo algo de nerd".

Adjua Ferguson, su madre, contó que ella y su esposo reconocieron el potencial artístico de su hija cuando ésta apenas tenía 2 años.

"Era una bebé expresiva. Siempre tenía las expresiones y reacciones más singulares. Siempre tuvo un alma vieja. Daba respuestas muy sabias para su edad, era muy conversadora", recordó. "Desde entonces la gente me decía que tenía algo especial".

Priah espera seguir actuando y quizás dirigir algún día también dirigir. Pero seguir siendo una niña es otra de sus metas, y no planea volver al club de teatro de la escuela a su regreso a clases en el otoño boreal.

"Quiero separar mi actuación de la escuela. Si no, podría ser demasiado", señaló. "Simplemente es demasiado drama".

Es un mensaje que está llevando a lo largo de Estados Unidos a través de una sociedad con la fabricante de compotas de manzana y yogures en bolsita GoGo squeeZ para exhortar a los niños a que dejen de lado sus dispositivos electrónicos por un rato y se dediquen al juego no estructurado como parte de la iniciativa "BE Time" (que podría traducirse como “hora de ser”).

Te podría interesar:

"Me encanta tener tiempo libre para mantenerme lejos de mi teléfono, aunque amo mi teléfono", dijo la actriz. "A veces puede ser realmente agotador. Uno necesita tiempo para ver el mundo real de verdad".

Cuando está en casa, Priah saca a pasear a sus perros, crea coreografías de baile con su hermanita, monta su monopatín, hace manualidades, le encanta pintarse las uñas y últimamente le ha tomado el gusto a armar Legos. (Que quede claro que le gusta el helado también en la vida real).

Su vida está cambiando y ella lo documenta: "Estoy internalizando todo y manteniendo un diario para saber a dónde voy y compartir mis experiencias sobre los lugares a los que fui".

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo