Esta chica Bond culpa a Hollywood de desfigurarla

La actriz sueca Britt Ekland tuvo su apogeo en los '70 y '80, pero las operaciones estéticas le deformaron el rostro y no pudo seguir trabajando

Por Luisa María Godínez
Foto: Getty Images
Esta chica Bond culpa a Hollywood de desfigurarla

El caso de Britt Ekland le sucede a muchas actrices de Hollywood, que se valen de todo para obtener papeles interesantes

Solo algunas excepciones, como Meryl Streep, Helen Mirren o Judi Dench logran protagónicos habiendo pasado los 60 años.

Tras la presión de mantener la belleza y juventud, famosas se someten a impactantes transformaciones en el rostro.

Britt Ekland en Hollywood Britt Ekland en Hollywood / Foto: Twitter

La sueca alcanzó la fama mundial en 1974, al convertirse en chica Bond para la película “El hombre de la pistola de oro”, junto a Roger Moore.

Desde ese momento, su carrera fue en ascenso, con constantes participaciones en cine y televisión, hasta fines de los años 80. Desde 1992, apenas se supo algo de ella.

El culpable

La mujer estuvo en el programa “Loose Women” y dio fuertes declaraciones sobre su pasado, su autoestima y la presión de los estudios para que se mantuviera joven y bella.

“Puedo ver fotos mías en Internet y reconocer lo preciosa que era, pero en ese momento no lo vi”, reconoció.

Además, explicó que debió luchar con la dismorfia corporal, un trastorno que genera excesiva preocupación por un determinado defecto físico, sea real o imaginario.

Más allá de su baja autoestima, Ekland responsabiliza a 20th Century Fox de las múltiples cirugías a las que se sometió.

Aseguró que apenas firmó contrato con ellos le hicieron limarse los dientes para salir mejor en cámara.

Britt Ekland en Hollywood Britt Ekland en Hollywood / Foto: Twitter

Pero fue cuando llegó a los 50 que la presión por seguir luciendo joven y bella le jugó una mala pasada:

“Me pusieron una cosa en los labios, y tuve que vivir viendo fotos mías horribles en los periódicos. Pero lo que ellos no entendían fue que el hombre que me hizo eso me usó como experimento, y él destruyó mi rostro”.

La actriz explicó que, a causa de esta intervención, no pudo trabajar por muchos años y volvió a apuntar al estereotipo de Hollywood:

“Todas las mujeres en la televisión son copias unas de las otras. Todas son delicadas y sus cuerpos están tensos… ¡ya no hay más individualidad!”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo