Gary Payton: “Mi era fue la mejor”

Payton participará hoy d Coors Light Sixth Man NBA Fest, que se llevará a cabo hoy en Eco's Sport Park en San Juan.

Por Manuel Guillama Capella/Diálogo

En 17 años de carrera en la NBA, el armador miembro de Salón de la Fama del Baloncesto, Gary Payton, tuvo que lidiar con leyendas que dominaron desde la década de los ochenta, como Magic Johnson y Larry Bird, hasta astros que brillaron en el nuevo milenio, como Kobe Bryant y hasta LeBron James.

Sin embargo, para Payton, ninguna época se compara con el baloncesto que se jugó en la década de los noventa, cuando, a partir de la grandeza de Michael Jordan, la NBA alcanzó los niveles de popularidad que se mantienen hasta hoy día.

“Siempre voy a decir que mi era fue la mejor, porque jugué en ella. Y los muchachos de hoy van a decir que la suya es la mejor. Ellos nos vieron jugar a nosotros de la misma forma que yo crecí viendo jugar a Magic Johnson y George Gervin, y aún así digo que mi época fue mejor, los de ahora van a decir lo mismo de nosotros”, puntualizó, al tiempo que añadió que el juego de hoy día es mucho más “llamativo”.

“[Stephen] Curry y [Russell] Westbrook, por ejemplo, son anotadores, son escoltas convertidos en armadores, y eso a todo el mundo le encanta. Porque anotan, son espectaculares y entretenidos. Yo era mucho más básico, pero hacía el trabajo. No me tenía que pasar la bola entre las piernas, tirar triples, trabajar duro y defender a un Michael Jordan, un Mitch Richmond o un Reggie Miller. Éramos unos bullies.

Payton, quien se encuentra en Puerto Rico con miras a participar esta noche de un compartir con fanáticos durante la transmisión del cuarto juego de la final de la NBA, recalcó que el dominio exhibido hasta el momento en la serie por los Warriors no debe sorprender.

“Lo más probable será una barrida. Todo depende de lo que Golden State quiera hacer. Si quieren ganar en su casa o si quieren ganar en la carretera. Ya el año pasado lo hicieron como locales; en 2015, de visitantes. Los equipos como Houston y Golden State están muy por encima de los equipos de la Conferencia Este. En un principio dije que Golden State ganaba en cinco juegos, pero ahora puede ser en cuatro”, dijo el armador, quien vistió el uniforme de los desaparecidos SuperSonics de Seattle durante las primeras 13 temporadas de su carrera.

Sin embargo, no fue hasta 2006, fungiendo en un rol de suplente con el Heat de Miami, que Payton saboreó la gloria de un título enebeísta.

¿Habría sido más satisfactorio ganar un campeonato como la figura central del equipo?, le preguntó Diálogo.

“Un campeonato es un campeonato. Anoté un tiro grande en el cuarto juego [de la serie final], jugué buena defensa. Si hubiera estado sentado en el banco la historia sería distinta. Pero en ese equipo todos jugamos nuestro rol. Así que no me molesta [haber ganado un título como jugador complementario]”, indicó Payton al recordar que en las dos finales previas en que participó tuvo que enfrentar a unos Bulls de Chicago con Jordan en su mejor momento —en 1996— y a unos Pistons de Detroit que desmantelaron a sus Lakers de Los Ángeles, fracturados internamente, en 2004.

En contacto con Piculín

Asimismo, la otrora superestrella recordó la temporada que jugó junto a José “Piculín” Ortiz en Oregon State University en 1986-1987, en lo que fue el primer año de Payton en el baloncesto colegial y el último del boricua, y aseguró que, a lo largo de los años, se ha mantenido en contacto con el excentro de la selección nacional.

“Recuerdo que jangueábamos juntos siempre que Puerto Rico jugaba en los torneos clasificatorios a las Olimpiadas”, dijo Payton, quien se colgó el oro con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000.

Asimismo, apuntó a las circunstancias para explicar por qué Piculín no logró establecerse en el mejor baloncesto del mundo, a pesar del éxito que cosechó internacionalmente.

“Creo que, como les ha pasado a muchos otros, no encontró la mejor situación para él, el equipo correcto y el dirigente correcto”, señaló el exarmador, sobre Ortiz, quien vio acción esporádica en dos campaña con el Jazz de Utah, en aquel entonces bajo la tutela del polémico Jerry Sloan. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo