Opinión de Jesús Manuel Ortiz: Julia Keleher y la Educación en Puerto Rico

Lee la opinión del representante por el Partido Popular Democrático, Jesús Manuel Ortiz.

Por Jesús Manuel Ortiz

El pasado martes, la ex secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, se declaró culpable de los cargos que se le imputaban en el foro federal. Keleher logró alcanzar un acuerdo con la fiscalía federal y pagar una multa de 21 mil dólares, equivalentes a los beneficios de los que Keleher se apropió con las conexiones a las que su puesto le dio acceso. Coincidentemente, hace unos días el país se enteró que alrededor de 24 mil estudiantes no pasaron de grado en este año escolar. Esa cantidad de estudiantes equivale a un 10 % de la matrícula, cuando en años anteriores este porcentaje era tan bajo como 4%. Es decir, casi por cada dólar público que Julia Keleher malversó con una estructura paralela al propio Departamento de Educación, un niño fracasó en su correspondiente grado escolar por la ineficiencia de nuestro sistema de educación. Eso es vergonzoso e inaceptable.

Entre los cargos que enfrentó Julia Keleher, se encuentra el intercambio de los terrenos de la escuela Padre Rufo, en Santurce, colindante con el condominio Ciudadela, a cambio del alquiler de un apartamento en dicho condominio por un dólar, con la opción a compra, y un bono de $12,000 para la compra del apartamento a un costo de 297,500 dólares. Todo esto sucedió mientras Keleher se ganaba 250 mil dólares como contratista y solicitó un aumento a 400 mil dólares a través de una entidad sin fines de lucro.

¿Hasta cuándo vamos a permitir que los escándalos de corrupción en uno de los departamentos más importantes de nuestro país se trague la aspiración de nuestros niños y nuestro futuro como país? A largo plazo, la educación es uno de los pilares básicos para nuestra competitividad, razón por la cual necesitamos un sistema educativo de calidad, estratégicamente dirigido a preparar a nuestros estudiantes en áreas estratégicas que garanticen el desarrollo económico del país. Tengamos la voluntad de tomar las decisiones correctas para detener el deterioro de nuestro sistema educativo y devolverles a nuestros niños cada dólar mal utilizado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo