“Pop art” y decoración

Por Arantza González

¿Qué es lo primero que viene a la mente cuando escuchamos “Pop Art”?

Es normal que al oír mencionar este movimiento del siglo XX, rápidamente pensemos en colores electrizantes, comic books, objetos culturales o imágenes publicitarias. Los artistas del “pop art” o arte pop tales como: Tom Wesselman, Roy Lichtenstein y Andy Warhol buscaban representar figuras populares o famosas. Marilyn Monroe, Elvis Presley y hasta la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci fueron celebridades de gran importancia para dar vida a muchísimas obras. Los productos de mayor consumo como la marca “Ford” y “Campbell’s” también obtuvieron un lugar importante en este movimiento del arte moderno.

Cuando le echamos el ojo las obras del “pop art” nos daremos cuenta que son elementos perfectos para la decoración de interiores. Estos suelen contar con colores vivos e imágenes que rápidamente llaman la atención del invitado. Sin duda alguna, se convierten en piezas de conversación. Para elaborar una buena fusión entre una habitación y un afiche del “pop art” es necesario jugar con los colores que utilizáremos. Si el arte cuenta con colores vivos es recomendable aplicar tonos neutrales en las paredes. Sin embargo, siempre cabe la posibilidad de usar colores que combinen armoniosamente y creen contraste con el arte utilizado y todos los otros elementos decorativos.

No es necesario utilizar artistas del siglo XX para dar vida al “pop art” en el hogar. Hoy día existen un sin numero de celebridades, súper héroes y famosas marcas que pueden formar parte de la sala, oficina o cualquier otra habitación en la que quieran integrarlo. Es hora de pensar en nuestro gusto personal y escoger el arte popular que se encargará de definir nuestro espacio. Ha llegado el momento de imprimir y enmarcar esas imágenes que tanto nos gustan y fusionarlas con la decoración que tenemos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo