Rueda cromática en el hogar

Por Arantza González

En el mundo del arte la paleta de colores es un elemento clave que no podemos tomar por sentado. La misma nos ayuda a definir un estilo o movimiento en particular, influye en los sentimientos o simplemente nos asiste en el momento de escoger los colores que darán vida a nuestro ambiente. Sin embargo, la utilización correcta de tonos no sucede por instinto, el secreto detrás de esto es la rueda de color o rueda cromática.

La rueda de color es una representación gráfica o un diagrama ordenado de la relación entre armonía y contraste a través de tres colores, siendo estos los primarios, secundarios y terciarios. A continuación una explicación de cada uno de ellos:
 

  • colores primarios: amarillo, rojo y azul. Se encuentran localizados a la misma distancia entre sí dentro del círculo creando un triángulo imaginario. 
  • colores secundarios: anaranjado, violeta y verde. Se ubican en la zona intermedia entre dos colores primarios, ya que los colores mismos mezclan los secundarios; también creando un triángulo imaginario.
  • colores terciarios: amarillo verdoso, azul violáceo, azul verdoso, rojo violáceo, rojo anaranjado y amarillo anaranjado. Se obtienen por la mezcla de partes iguales de un color primario y uno secundario. Los mismos también se ubican en la zona intermedia entre los colores necesarios para su mezcla.
     

Luego de estudiar y entender la rueda cromática debemos conocer los colores complementarios. Estos colores se utilizan continuamente en las artes visuales y en éste caso en la decoración de interiores. Se trata de pigmentos que crean un mayor contraste de tono con respecto a otros pigmentos; se encuentran localizados en lugares opuestos. Como muestra de ello es el amarillo y el violeta, estos tonos pueden ser utilizados para crear una fusión ideal de colores, ya que se intensifican y se complementan entre sí. Es importante recordar que no debemos cohibirnos al momento de decorar, ya que la paleta de colores puede ser utilizada en un ámbito extenso, así como en las paredes, en el mobiliario, textiles, pinturas, lamparas, etc.

Ha llegado el momento de experimentar con la gran gama de colores que existe, dejemos a un lado el miedo al colorido y a intentar nuevas tendencias. Debemos tomar riesgos para salir de la monotonía e impresionar con ese estilo único que habita en nuestro interior.

Loading...
Revisa el siguiente artículo