7 razones por las que tu amiga de la infancia es lo mejor que puedes tener en la vida

Tener esa amiga que conoces desde hace mucho tiempo es una verdadera bendición

Por Karen Hernández
pinterest
7 razones por las que tu amiga de la infancia es lo mejor que puedes tener en la vida

La vida no sería tan interesante, emocionante o emocional sin amigos que nos acompañen en el viaje hacia la adultez. Los amigos están allí para enseñarnos cómo funciona la vida, las relaciones humanas y el mundo en general; son nuestra ventana al mundo exterior con la que creamos lazos que los convierten en familia.

Está más que claro que los amigos desempeñan un papel muy importante en nuestro desarrollo como individuos, son un apoyo cuando la vida se vuelve un poco abrumadora pero a medida que envejecemos, creamos nuevas amistades y si eres inteligente, sabrás cómo conservar a esa amiga que siempre ha estado contigo de la mano.

Estas son las razones por las que tener a esa amiga de la infancia es lo mejor que te puede pasar.

1. Es la persona que mejor te conoce

Ya sea que se hayan conocido desde el kinder, la primaria o secundaria, es un hecho que han pasado toda una vida juntas así que seguro se conocen como la palma de su mano. Su conexión es tan íntima que hasta pueden comunicarse con la mirada y entender lo que pasa por su mente. Tu amiga de antaño conoce todo lo bueno y lo malo de ti y nunca usará nada de lo que sabe en tu contra si alguna vez se llegan a pelear.

2. Siempre te recordará a la persona que alguna vez fuiste y te permitirán juzgar mejor a la persona en la que te has convertido.

Con la edad, la vida se vuelve más complicada. A veces, las circunstancias parecen acomodarse para desalentarnos o nos obligan a cambiar nuestra forma de ser para adaptarnos al mundo y a veces, entre tantos cambios, perdemos de vista los sueños que alguna vez tuvimos y las personas que esperábamos llegar a ser algún día. Pero justo cuando piensas que todo es más blanco que negro, esa vieja amiga estará ahí para recordarte a la persona que solías ser y que tal vez perdiste la pista. Ella siempre te plantará los pies en la tierra cuando y te dará alas cuando sea necesario

3. Será tu mejor guía para encontrar mejores amigos cuando crezcas.

No es fácil hacer amigos y con la adultez, todo se vuelve más complicado. Cuanto más envejecemos, más independientes nos volvemos y cada vez necesitamos menos amigos o bien, llegamos a rodearnos de personas que no necesitamos y de las que no nos deshacemos "por conveniencia" o "diplomacia". Por eso, cuando pierdes la ilusión de que los conocidos en nuestras vidas sean amigos reales, esa amiga de la infancia te recordará todo aquello que buscas en una persona ya que con ella compartes valores y formas de ser que te hacen feliz porque van contigo. Así lograrás darte cuenta de a quién quieres en tu vida y a quién no.

4. Aunque pase el tiempo y se separen, siempre están al pendiente de la otra 

Conforme crecemos, nos vamos alejando de las personas que conocimos de más jóvenes pero si eres de las que sabe conservar amistades, seguramente llegarás al punto en el que no importa si la vida te aleja de ello, al reencontrarse, todo será como si no hubiese pasado el tiempo.  Así que siempre que veas a esa amiga de antaño, experimentarán un toque de nostalgia y a todo el mundo le encanta sentir nostalgia, ¿no?

Reunirse con viejos amigos trae consigo un aire de juventud. Trae recuerdos y nos hace sentir que siempre hay alguien que se acuerda de nosotros.

 

5. Tienen demasiados chistes locales y anécdotas

Con tantos años juntas, reunieron un montón de recuerdos que las conecta de forma única. Conocieron prácticamente a las mismas personas y vivieron los mismos tropiezos y momentos de ocio así que siempre tienen de qué reír. No importa cuánto tiempo pase o si se dejan de ver , siempre recordarán y reirán de la mismas forma con la anécdota de aquella maestra que las mandó castigadas a la dirección y se escaparon.  Los recuerdos serán base para continuar la amistad y hacer que perdure. ¡Y vamos, seguro será algo que le cuenten a sus hijos!

6. Respeta tu forma de ser

Tu amiga de antaño te conoce tan bien que sabe tus defectos y virtudes como la palma de su mano. Ella te ha visto en tus mejores y peores momentos e incluso sabe de los problemas familiares que te afectan. Sabe de tus amores, tus ilusiones y fracasos de todo tipo así que si sigue a tu lado a pesar de tus días malos, ten por seguro que respeta tu forma de ser y nunca intentará cambiarte. Eso sí, ella siempre tratará de aconsejarte y guiarte cuando sienta que no estás haciendo lo correcto

7. Sus hijos serán amigos y te dirán tía y los tuyos a ella

Seguramente alguna vez tú y tu amiga alguna vez soñaron con tener hijos y que estos se llevaran tan bien como ustedes. Compartir esa etapa de la vida es algo muy especial ya que permite fortalecer lazos que pasarán a las nuevas generaciones. Además, lo más probable es que ella les inculque a verte como una tía lo cual es sin duda algo muy bello.

 

 

LEER MÁS

Loading...
Revisa el siguiente artículo