A resucitar al CIO en su plan digital

Por Aiola Virella y Lourdes Salmonte

Para el candidato a la gobernación del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, la actual administración —de la cual él formó parte como secretario de Estado— cometió un gran error al eliminar al oficial principal de información, figura que encabeza su plan en el área de tecnología titulado #PRDigital.

El aspirante a la gobernación presentó en exclusiva a Metro un ambicioso plan que busca, entre otras cosas, automatizar y digitalizar todo el Gobierno, incluyendo a los municipios. Aunque no cuenta con un estimado de cuánto costaría el proyecto con el que pretende unificar en un sistema automatizado a todas las agencias gubernamentales y los 78 municipios de la isla, asegura que se trata de una inversión que a largo plazo redunda en economías a futuro.

“No tengo el estimado (del costo de automatizar y digitalizar todo el aparato gubernamental), pero sí tengo el mecanismo”, dijo Bernier. El exsecretario de Estado confía en que puede replicar el modelo que utilizó en esa agencia. Se trata de otorgar amnistías para que las personas pongan al día sus diligencias y responsabilidades públicas. Ese mismo dinero producto de las amnistías lo reinvertiría en la mecanización. Además, propone una especie de alianza público- privada que invierta inicialmente en el proyecto y luego cobre por los servicios. Según dijo, así funcionó en el Departamento de Estad,o donde reconoce el proyecto fue iniciado por su predecesor, Kenneth McClintock.

Bernier reconoce que en el pasado el Estado ha invertido en equipos, programas y sistemas que luego no funcionan. “El Gobierno ha botado mucho dinero; no es comprar tecnología a lo loco”, afirmó el dentista de profesión. Para evitar que la historia se repita, asegura trabajará en fases, pero tiene la expectativa de haber completado el proyecto en la gran mayoría de las agencias del Gobierno central en un año y la interacción con los municipios en dos años.

El colosal proyecto estaría gerenciado por el oficial principal de información (CIO, por sus siglas en inglés), cargo que en el pasado estuvo ocupado por Giancarlo González. “Fue un error de este Gobierno no potenciarla (la Oficina del CIO) y proyectarla al futuro, porque la Oficina del CIO, como la vamos a estar haciendo, es el tipo de agencia que ponerle recursos va a permitir que economices más en el Gobierno, porque, aunque tengas que invertir en un principio, más adelante, al implantar las cosas que se tienen que hacer para tener un Gobierno digital, como el que nosotros estamos proponiendo, van a ser innecesarias un montón de otras oficinas y otras áreas que se pueden consolidar”, dijo Bernier. No descartó reclutar nuevamente a González, aunque dijo la idea es que la oficina esté tan bien estructurada que pueda operar con cualquier profesional en el campo de la informática y la tecnología.

Readiestrará empleados

Al ser cuestionado sobre el temor natural que podría surgir entre trabajadores de ser desplazados por la tecnología, sostuvo que “ese personal va a ser adiestrado para garantizar que los sistemas funcionen. Además, sostuvo que muchos tendrán más tiempo para trabajar en planificación a futuro.

Reconoció que en muchos casos habrá que entrar en negociaciones con los sindicatos que agrupan a los trabajadores públicos.

Las fases del proyecto iniciarían con la evaluación completa de todos los servicios y procesos en las agencias de gobierno para eliminar duplicidad y buscar simplificarlos. Bernier mencionó que muchas veces el Gobierno pide documentos que ellos mismos tienen y podrían acceder en un sistema interconectado, como, por ejemplo, el certificado de nacimiento para sacar la licencia de conducir.

Luego de la evaluación, procedería el sistema de automatización y digitalización en la que ya entra el factor de infraestructura y equipos seguido por adiestramiento al personal de gobierno y educación a la ciudadanía. La siguiente fase es la de interacción entre agencias y municipios. En esta etapa, Bernier reconoce que habrá sistemas que tendrán que ser descartados, pero otros pueden adecuarse.

“Cada fila que hace un ciudadano es un monumento a la ineficiencia”, dijo sobre los servicios en el Gobierno. Enfatizó que la primera opción de comunicación del ciudadano con la agencia de gobierno debe ser tecnológica y, como segunda opción, una comunicación telefónica.

A la pregunta sobre la infraestructura de Internet en Puerto Rico y la falta de banda ancha en toda la isla, Bernier afirmó que la Internet se ha convertido en una utilidad básica, por lo que trabajará con el sector privado y la academia para llevarla a toda la isla. Dijo que buscará eliminar la brecha digital desde el punto de vista educativo y de accesibilidad. También habló de un proyecto de ventanillas únicas en distintos pueblos de la isla donde el ciudadano podrá llegar a pedir cualquier servicio y en donde habrá Internet de banda ancha.

A juicio de Bernier, su propuesta sería bien vista por la Junta de Control Fiscal porque “garantiza competitividad y transparencia”.

Sobre el manejo de correos electrónicos en la gestión pública, dijo que el mantener esos datos es parte del componente de transparencia del Gobierno. Opinó que los funcionarios deben siempre utilizar sus cuentas oficiales para gestiones públicas, pero, en caso de que utilicen un correo privado, deben estar conscientes de que pierden la privacidad.

Otra de las áreas de su propuesta adopta el esfuerzo que ya hacen algunas entidades de establecer espacios cohabitables para emprendedores en instalaciones públicas. Dijo sería en colaboración con el sector privado y que buscan aumentar la escala de lo que ya se hace en algunos espacios en la zona metropolitana.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo